Las compañías aéreas apuestan por adaptar el precio de sus asientos en función de los recursos económicos de sus clientes. ¿Eres una de esas personas que busca incesantemente las ofertas que ofrecen las aerolíneas para viajar a cualquier parte del mundo?

¿Eres uno de esos viajeros que pasan horas y horas delante del ordenador tratando de encontrar la mejor promoción? Si es así, esta noticia te va a gustar.

Cada vez son más las compañías aéreas que están pensando en abandonar las tarifas fijas, aquellas en que el asiento tiene un precio estable e igual para todos viajeros y apostar por las tarifas dinámicas (Dynamic Pricing Engine). Esto significa que el precio de las plazas de los aviones vendrá condicionado por los recursos económicos de los usuarios; donde los clientes con más ingresos podrían pagar más, mientras que los que tengan nivel adquisitivo menor pueden obtener precios más económicos invitándolos a reservar.

El proyecto de las DPE tiene su base en la recopilación de mucha información online usando cookies y detalles de las cuentas cliente. Esta información personal proporciona a las aerolíneas pistas sobre cuánto gana un cliente potencial, cuántos años tiene y si es probable que realice un viaje , de este modo, se le ofrece un precio único y personalizado.

El concepto de precio dinámico es simple. La aerolínea identifica a la persona que realiza una consulta de vuelo y luego extrae sus datos del historial. Una vez se haya realizado este paso, la plataforma de administración de ingresos utiliza las búsquedas y los lugares favoritos del potencial cliente para ofrecerle el destino y precio lo más parecido a lo que está buscando.

Las compañías ya varían el precio de sus servicios en función de la temporada, los días de la semana y la hora del día, pero se pretende dar un paso más.

En una entrevista concedida a Travel Weekly, el director de gestión de la empresa proveedora de software PROS, John McBride, aseguró que algunas las operadoras ya han introducido estas tarifas dinámicas. Además, aseguró que durante el 2018 cada vez serán más las compañías que se sumen a esta iniciativa.

Tal y como afirmó el director del programa de la industria de aerolíneas , Peter Belobaba, las DEP también generarán ofertas especializadas basadas en el perfil de una búsqueda de tarifas, incluso si no tienen la identidad específica del comprador.

El objetivo principal de estos precios variables es la de producir un incremento de ingresos en las aerolíneas al mismo tiempo que éstas abarquen una gama más amplia de clientes. Además, las empresas quieren que los clientes les sean fieles.

A pesar de que la medida pueda ser factible, este proyecto no está exento de críticas. Los expertos en tecnología advierten sobre la falta de transparencia y avisan de una posible ilegalidad al tener que pagar más por un asiento de las mismas características.

A todos estos factores se le suma el último estudio realizado por Airline Tariff Publishing Company (ATPCO), la compañía, que se encarga de publicar las tarifas de más de 500 aerolíneas, donde se informa sobre la dificultad tecnológica del proyecto.

Fuente: lavanguardia.com

NUEVO!!!!

Volver