El FC Barcelona va cerrando acuerdos estratégicos para ir incrementando sus ingresos y dar viabilidad a sus proyectos deportivos y patrimoniales. En los últimos tiempos se ha asegurado el contrato con Rakuten como sponsor principal de la camiseta del primer equipo y de Beko para la de entrenamiento. Lo que aún no se ha sustanciado es el de la compañía aérea oficial, una ventana de negocio vacante desde el pasado verano, cuando expiró el contrato con Qatar Airways. Antes de la compañía qatarí, el Barça había estado con Turkish Airlines. 

Desde que acabó la relación con Qatar Airways, el club ha ido trabajando este activo con discreción para intentar encontrar una compañía con ganas de asociarse con el Barça y con potencial económico para poder asumir las pretensiones del club. En el departamento comercial del FC Barcelona se ha trabajado con diferentes compañías que se han interesado por unirse a la entidad.

Según ha podido saber MD, algunas de ellas han sido Vueling, la rusa Aeroflot y otra de la que no ha trascendido el nombre. Los contactos con Aeroflot han ido avanzando paulatinamente en buena sintonía, hasta el punto de que en el área comercial se ha llegado a tener un acuerdo ultimado para trasladarlo primero a la comisión delegada del club y, después, a la junta directiva para su aprobación oficial.

A punto con Aeroflot pero irrumpe Qatar Airways

Sin embargo, en las últimas semanas ha irrumpido con fuerza un antiguo compañero de viaje del Barça: Qatar Airways. La compañía qatarí se ha unido a la puja con la intención de volver a ser la aerolínea oficial del club azulgrana. La relación comercial con el Barça se interrumpió una vez la junta azulgrana apostó por Rakuten para sustituir a Qatar Airways. Tras cerrar un principio de acuerdo en la primavera de 2015, Bartomeu intentó mejorarlo pidiendo más tras el triplete del equipo de Luis Enrique, algo que no gustó la compañía. Eso desembocó en un desencuentro y a que el nuevo acuerdo, que debía ser por varios años se extendiese sólo por uno, de 2016 a 2017, y a la baja. Ahí ya entró Rakuten en juego y el Barça viró hacia el gigante japonés de la venta ‘on line’. Sin embargo, apuntan desde el club que la relación con Qatar nunca se rompió y que la compañía nunca dejó de pensar en el Barça a la hora de asociarse a un gran club como su aerolínea oficial. Los negocios, negocios son.

Entre 7 y 10 millones al año

Por tanto, a día de hoy Aeroflot y Qatar Airways están en el top para convertirse en la línea aérea del Barça. El club espera ingresar entre 7 y 10 millones por año y firmar al menos por tres temporadas. Según admiten desde el club está mejor situada la compañía qatarí. El trámite de aprobación y anuncio del acuerdo, sea la compañía que sea la elegida, aún durará un mes y medio, aproximadamente. Los departamentos comerciales deben cerrar acuerdos y redactar contratos, y en el caso del Barça lo debe ratificar primero la comisión delegada y, posteriormente, la directiva.

Fuente: aviacionaldia.com

NUEVO!!!!

Volver