A fin de mes, le cederá dos Airbus 320 a la filial chilena. Seguirá operando con 16 aeronaves en el país. 

La incorporación de aviones más modernos le ha jugado una mala pasada a Latam Airlines, la aerolínea que es producto de la fusión entre LAN y TAM: tuvo que sacar de la operación diaria y enviar a revisión a seis de sus flamantes aviones de larga distancia Boeing B787, por un plazo que, como mínimo, durará varios meses.

Para cubrir ese importante faltante de aeronaves, el holding salió a alquilar algunas aeronaves, pero también echó mano a su propias filiales, incluida Latam Argentina, que a fines de este mes deberá desprenderse de dos de sus aviones Airbus A320, que se irán a Santiago de Chile.

En un comunicado, Latam Airlines Argentina anunció que "a fines de mayo" transferirá a su "casa matriz" en Santiago de Chile a dos de sus Airbus A320. "Esta decisión está vinculada a las necesidades operacionales del holding Latam frente a las demoras generadas a nivel industria por el programa de mantenimiento preventivo de los motores Rolls-Royce de los Boeing 787".

Rolls-Royce, más conocida por sus lujosos autos, es una de las principales fabricantes de turbinas para aviones del mundo y en abril hizo lo que en la jerga automovilística se denomina "recall": comunicó a todas las aerolíneas que tienen dos versiones de sus motores, el Trent 1000 del Boeing B787 y Trent 900 del Airbus A380, que dejen de volar inmediatamente esos aviones y los manden a revisión.

Latam, que tiene una flota de 300 aviones entre naves de larga distancia (doble pasillo) y vuelos regionales (aviones de un pasillo) salió a alquilar de emergencia 4 aviones Airbus A-330 y un Boeing B-747 a la aerolínea española Wamos Air. Esos aviones serán para cubrir varias de sus rutas internacionales: Guayaquil-Madrid, Guayaquil-Nueva York y Santiago-Bogotá.

Además modificó los itinerarios en las rutas Santiago-San Pablo y Santiago- Ciudad de México y está aplicando cambios de aviones en las rutas Santiago–Ezeiza, Santiago-Lima-Nueva York y Santiago-Melbourne. En ese contexto, se concretará el achicamiento de la flota de Latam Argentina.

"A partir de ese momento la flota local quedará conformada por 13 aviones Airbus 320 y 3 aviones Boeing 767", agregó la aerolínea local, en su comunicado.Y aclaró: "La transferencia de estos aviones no tendrá impacto en las fuentes laborales del personal de la compañía, ni afectará la oferta doméstica y regional de LATAM en Argentina, cuyo itinerario se cumplirá optimizando la utilización diaria de los aviones". Fuentes de la compañía agregaron que cada uno de los 13 aviones que quedan comenzarán a volar una hora más por día.

¿Por cuánto tiempo se extenderá esta situación? En Latam no tienen fecha concreta del regreso de sus aviones. Por el momento. la única respuesta es una comunicación que dio la propia Rolls-Royce en abril, cuando difundió sus balance del año anterior: tras admitir una pérdida de más de 200 millones de dólares por el "recall", la fabricante británica dijo que espera tener "totalmente normalizada" la revisión y cambio de piezas de estos motores recién para 2022.

En realidad, los aviones que Latam debió dejar en tierra y está comenzando a enviar a Estados Unidos para su revisión, al aeropuerto de Victorville, en California son el 25% de su flota de B-787, ya que el resto usa motores diferentes. Los Boeing B-787, con capacidad para trasladar unos 300 pasajeros, están también en la mira de Aerolíneas Argentinas: según dijo a Clarín su presidente, Mario Dell’Acqua, este mismo mes comenzarán a tener exposiciones tanto de ejecutivos de Boeing como de sus competidores de Airbus para comenzar a definir la flota de "doble pasillo" de Aerolíneas a partir de la década próxima.

Fuente: clarin.com

NUEVO!!!!

 

Volver