Las azafatas de la aerolínea British Airways incluso cambiaron su forma de dar la información de seguridad antes de partir, y adaptaron su discurso a uno muy divertido sobre su selección en el Mundial. 

El obsequio, para todos los pasajeros que volaban entre los aeropuertos de Heathrow en Londres y Domodedovo en Moscú, fue un chaleco al estilo del que usa el director técnico británico Gareth Southgate, informa el portal LadBible.

Los pasabordos, de otro lado, también tuvieron sus variaciones: en lugar del nombre del pasajero, se leía ‘Football’; en vez de la puerta de embarque (Gate) se veía la palabra ‘South’, que juntada con ‘Gate’ da el apellido del seleccionador; y en cuanto al itinerario, decía: ‘De Moscú a Casa’, en clara alusión al deseo de los británicos de obtener la copa Mundo, que le ha sido esquiva desde 1966.

Fuente: pulzo.com

NUEVO!!!!

 

Volver