La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) insiste en la importancia de solucionar los problemas existentes en materia de gestión del tráfico aéreo y capacidad aeroportuaria. 

“La capacidad aérea no ha seguido el ritmo de la demanda”. Esto, unido a las continuas huelgas de controladores, ha provocado multitud de “retrasos”. Así lo denuncia IATA, que reclama “medidas urgentes”.

En palabras de su director general, Alexandre de Juniac, “ya es hora de que la Comisión Europea, los Estados miembros y los proveedores de servicios de navegación tomen medidas urgentes para eliminar los cuellos de botella del espacio aéreo europeo y evitar que los controladores aéreos penalicen a los viajeros aéreos”.

Y es que, a pesar de que la segunda mitad del año “ha tenido un comienzo sólido”, los pasajeros aéreos, especialmente los de Europa, han sufrido multitud de “retrasos y cancelaciones”, denuncia el máximo responsable del lobby aéreo, quien añade que las aerolíneas han padecido “ineficiencias y tiempos de vuelo más largos”. “La capacidad aérea no ha seguido el ritmo de la demanda”, prosigue, remarcando que “los viajeros quieren llegar a tiempo a sus vacaciones”.

Según los últimos datos recabados por IATA, el tráfico de pasajeros aéreos experimentó en julio un crecimiento interanual del 6,2%, tasa inferior en comparación con la del 8,1% alcanzada en junio, según publica la prensa internacional.

La capacidad subió un 5,5% y el factor de ocupación se elevó 0,6 puntos porcentuales, ascendiendo al 85,2%. A pesar de esta evolución positiva, De Juniac advierte que “el aumento de costes, principalmente el combustible, probablemente limitará la capacidad de bajar las tarifas, por lo que esperamos ver una ralentización continua respecto a los crecimientos de 2017″.

Fuente: arecoa.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver