En Europa las aerolíneas low cost tienen el 50% de participación del mercado, y muchas de ellas han sido bastante creativas a la hora de pensar en cómo hacer su operación más eficiente.

Entre ellas, pagar para poder usar alguno de los dos baños del Boeing 737-800 (y solo dos baños, porque los demás los sacaron para sumar asientos al vuelo). Se trata de una de las tantas ocurrencias de Ryanair.

Otra propuesta es volar de pie, a través de un nuevo tipo de butaca que permitiría añadir varias decenas de asientos en los vuelos. Sin embargo, los reguladores aeronáuticos han desechado la opción… por ahora, de acuerdo a lo informado por el diario La Segunda.

El polémico cobro por sobrepeso

Desde 2009 que la misma Ryanair está estudiando cobrar más a los pasajeros con sobrepeso. Si bien ha pasado una década desde que se comenzó a pensar en su implementación, aún no se ha hecho.

Ese año se realizó un concurso de ideas lanzado por la compañía irlandesa, que le preguntó a más de 100 mil personas sus ideas para el cobro de servicios adicionales que permitieran reducir las tarifas. El 30% se mostró de acuerdo en cobrar más a los pasajeros con sobrepeso.

Las opciones de implementarlo eran variadas: Una tasa para los hombres que pesen más de 130 kilos y las mujeres que superen los 100, medir el contorno de cintura, penalizar a los que tengan un IMC (índice de masa corporal) muy alto u obligar a los pasajeros a pagar por dos asientos si tocan con su cintura los dos reposabrazos al mismo tiempo. 

Fuente: Chocale.cl

Volver a boletín

NUEVO!!!!

 

Volver