Los gerentes de American Airlines Group Inc. volarán en un avión Boeing Co. 737 Max antes de pedir a los pasajeros que suban a bordo, una medida destinada a generar confianza en la seguridad del avión.

Los ejecutivos y el resto del personal se unirán a los pilotos de American en los vuelos tan pronto como los reguladores certifiquen que el 737 está autorizado para volar, y antes del 4 de septiembre, que es la primera fecha en que se reanudarán los viajes comerciales, dijo Doug Parker, director ejecutivo de American, en la reunión anual de accionistas el miércoles. El Max ha estado inmovilizado en todo el mundo desde el 13 de marzo, después de dos accidentes fatales en cinco meses.

Las aerolíneas han elaborado estrategias para convencer a los viajeros de que el Max 737 es seguro ahora que Boeing ha mejorado el software de un sistema de control de vuelo que funcionó mal en los accidentes. Los reguladores de seguridad de EE.UU. han indicado que no han establecido un plazo para aprobar las reparaciones propuestas por Boeing para el avión.

“Nos gustaría ponerlo en el aire de nuevo para que cuando los clientes viajen, se den cuenta de que ha estado volando durante semanas”, dijo Ross Feinstein, un portavoz de American. Ejecutivos de la aerolínea, gerentes, asistentes de vuelo y otros empleados podrían ir a bordo, dijo.

A principios de este mes, American agregó dos semanas al tiempo que Max permanecerá fuera, extendiendo su ausencia hasta el 3 de septiembre. El cambio se realizó para adaptarse a las necesidades de programación de la tripulación, y no significa que la aerolínea dude que el Max 737 será aprobado para reanudar los vuelos antes, dijo Parker.

“No estaríamos vendiendo pasajes hoy si no pensáramos que hay una alta posibilidad de que el avión vuele el 3 de septiembre”, dijo el director ejecutivo.

Los primeros vuelos posteriores a la aprobación, que incluirán los necesarios para trasladar algunos aviones a tierra desde el almacenamiento en Roswell, Nuevo México, a la base de mantenimiento de American en Tulsa, Oklahoma, también pueden servir como entrenamiento para los pilotos que han recibido capacitación actualizada.

“Cuando los pilotos de American, Southwest y United digan que volarán el avión es porque será seguro volar”, dijo Parker. “Están excepcionalmente bien entrenados, son profesionales de seguridad”.

United Continental Holdings Inc. ha retirado al Max de su programa de vuelos hasta el 3 de agosto, mientras que Southwest, el mayor operador de Max, estableció que su regreso será el 5 de agosto.

Fuente: aviacionaldia.com

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Lo mas leído

Volver