El alto tráfico de pasajeros de la ruta, sumado a sus posibilidades de conexión la coronan como la más atractiva entre las rutas que tocan aeropuertos latinoamericanos. 

No es la de mayor flujo de pasajeros hacia el extranjero, pero sí la que más ingresos deja entre los trayectos que tocan aeropuertos latinoamericanos. La ruta Ciudad de México-Madrid se ha convertido en un jugoso mercado para las aerolíneas, según un estudio de la consultora inglesa especializada en el mercado aéreo OAG.

Un ejemplo de ello es la ruta Ciudad de México-Madrid operada por la firma Iberia, que entre 2018 y 2019 generó ingresos por más de 238 millones de dólares (mdd), lo que la convierte en la ruta con mayores ingresos de Latinoamérica, según un estudio de la consultora inglesa OAG.

Rutas de 'oro'

De las 10 rutas que han generado los mayores ingresos entre 2018 y 2019, dos tienen como destino España: México-Madrid (la de mayores ingresos) y Buenos Aires-Madrid, ambas operadas por Iberia.

Al respecto, John Grant, analista senior de la firma, explica que esta dinámica se explica debido a que la ruta tiene una buena combinación entre un alto tráfico de pasajeros que se presenta de manera sostenida entre las dos ciudades, lo que ofrece a las aerolíneas una gran oportunidad para ofrecer rutas de conexión. “Históricamente, ha sido la puerta para la entrada para los mexicanos a Europa. Desde Madrid también se ofrecen servicios a Londres, Frankfurt, París, Ámsterdam…”.

Y las previsiones son prometedoras. Víctor Moneo, director para América Latina de Iberia, indica que durante septiembre la compañía ofreció hasta tres vuelos diarios y estima que para este año cierre con 663,000 asientos, un 6.5% más que en 2018. “Esto supone un crecimiento de capacidad muy relevante sobre una oferta que ya es muy elevada (…) La buena noticia es que la demanda está respondiendo bien a este incremento de oferta, y en 2018 nuestro tráfico en la ruta México-Madrid experimentó un crecimiento de dos dígitos”.

Las operaciones a la otra gran ciudad española, Barcelona, aunque son inferiores a las de Madrid, se han convertido en protagonistas en los últimos meses, debido a la incursión de la aerolínea Emirates, que podría reconfigurar el juego.

Al alza

El flujo de pasajeros entre México y España ha crecido ininterrumpidamente desde 2013. En 2018 se superó la barrera de 1 millón de pasajeros anuales, con un alza de 10.1% respecto a 2017.

“Sí, potencialmente podría cambiar, no hay duda de ello. Emirates ha hecho esto desde Atenas también, vuelan desde Dubái a Atenas, y luego a Nueva York. Han usado lo que históricamente se conoce como vuelos con quintas libertades, y de ahí han venido construyendo nuevos servicios y productos”, considera Grant.

En materia legislativa, la puerta está abierta para que puedan seguirse explorando rutas entre México y España. Pablo Casas Lías, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas (INIJA), refiere que Emirates podrá transportar pasajeros desde Barcelona por dos convenios que Emiratos Árabes Unidos tiene con España y México. “Las aerolíneas mexicanas podrían hacer lo mismo: volar hacia Dubái con escala en Barcelona”

Las condiciones del juego, sin embargo, no están tan claras, no solo para las aerolíneas que ofrecen ya esta ruta, tampoco para los organizaciones sindicales de ambos países. El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) incluso llegó a solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de una carta, que niegue la entrada de Emirates para operar la ruta Dubái–Barcelona–Ciudad de México, por considerar que hacer un uso “cuestionable” de un convenio bilateral entre España y México en la utilización de los derechos de quinta libertad.

Sepla y ASPA, el sindicato de pilotos mexicano, apunta a subsidios a Emirates por parte del gobierno de Emiratos Árabes Unidos, una acusación de la que han hecho referencia otras aerolíneas en el mundo quienes argumentan que el gobierno ha ofrecido tarifas aeroportuarias y precios de combustible preferenciales.

¿Quién es quién?

En agosto de este año, Iberia concentró 36% de los pasajeros transportados entre España y México, mientras Aeroméxico tuvo una participación de mercado de 29% y Air Europa de 13%.

Aprovechar las oportunidades

Ante este panorama ¿qué deberían estar haciendo las aerolíneas mexicanas y españolas? El especialista de OAG consideró que su principal ventaja sería concentrarse en ofrecer lo que Emirates no puede.

“Deberán asegurarse de que Emirates no tomará participación en los mercados de mayor conectividad. Es importante que Iberia y Aeroméxico se enfoquen en la conectividad y promuevan rutas que tienen dentro de México y España, en vez de solamente concentrarse en el mercado de punto a punto”, dijo Grant.

expansion.mx

NUEVO!!!!

 

Volver