Vistas del recorrido de un crucero (Rawpixel / Getty Images/iStockphoto)

La selección de camarotes o la planificación de las excursiones son algunas de las recomendaciones para los principiantes

ASSOCIATED PRESS

Los recién casados ​​Zach y Alyssa Bynum de Louisville nunca habían estado en un crucero por el océano hasta el verano pasado, cuando navegaron a bordo del Celebrity Equinox. Inmediatamente se enamoraron de este precioso buque y se quedaron impresionados con la experiencia. Probablemente navegarán de nuevo. “Disfrutamos del ambiente y la experiencia, incluidas las excursiones y las actividades a bordo”, dijo Zach Bynum. “Hemos hablado de hacer otro”.

Después de todo, ¿qué no me gusta de los cruceros? Vistas al mar, puertos exóticos y hermosos barcos con buena comida, abundantes actividades y gran entretenimiento. Los barcos de hoy son como ciudades flotantes que transportan miles de pasajeros, y cada año se lanzan nuevos prototipos.

Los nuevos barcos ofrecen de todo; desde menús diseñados por chefs famosos hasta sofisticados centros de fitness y spas, clubes para niños y recreaciones que van desde pistas de baloncesto hasta toboganes de agua y pistolas láser.

El entretenimiento incluye cabaret, clubes de baile, clubes de blues, espectáculos de Broadway, comedias y circo.

Para los que no han viajado nunca en crucero, aquí dejamos unos consejos para principiantes.

Reservar

Elije los camarotes de acuerdo a sus finanzas. Las cabinas interiores son más baratas, las que tienen vistas al mar son las siguientes. Por último, las habitaciones suites que disponen de balcón con vistas al mar son las más caras

Si eres propenso al mareo por el movimiento, las cubiertas inferiores y los camarotes más cercanos al centro del barco son las más estables. Consulta los diseños antes de elegir una cabina y mira cuales son las características del barco. Cada línea de cruceros tiene un estilo diferente.

Vistas desde una suite del Celebrity Equinox (Joe Ross / Wikimedia Commons)

Para reservar el barco perfecto, los expertos recomiendan utilizar un agente de viajes. Su uso no supone un coste adicional, sino que se puede ahorrar dinero porque acostumbran a tener ofertas.

Equipaje, salida y embarque

Planifica tu maleta cuidadosamente, según el itinerario y el clima esperado. La ropa y la limpieza en seco a bordo son caras. Los días de vestimenta formal requerida (chaquetas, corbatas, vestidos de noche) en la cena son cosa del pasado, aunque algunos pasajeros aún se arreglan. No cuesta nada consultar el código de vestimenta.

Recuerda coger una regleta de enchufes. La mayoría de las cabinas tienen solo uno o dos enchufes. Se proporciona champú y jabón, pero puedes traer el tuyo, aquí no hay limitación de tamaño ni contenido.

Si para coger el crucero es necesario desplazarse en avión, es mejor llegar un día antes al destino de partida. Si tu vuelo se cancela o retrasa, es posible que te pierdas la salida.

Ten a mano los documentos de reserva al registrarte en la terminal, junto con la identificación: DNI o pasaporte. Las colas pueden ser más largas a medida que se acerca la hora de salida.

Se hace un simulacro de emergencia obligatorio una vez el crucero ha zarpado. Además, todos los pasajeros tienen un cartel para obtener información de seguridad y evacuación.

El equipaje, que se lleva a los camarotes, se entrega pasadas unas horas desde el inicio del viaje.

Fumar en los barcos está restringido en ciertas áreas, y no está permitido en las camarotes.

Lo que es gratis y lo que no lo es

No hay necesidad de llevar dinero en efectivo a bordo. Los cruceros proporcionan tarjetas de plástico (como tarjetas de crédito) para cargar la compras en tu cuenta, y también como identificación para salir y volver al barco en los puertos.

Las comidas en los bufetes situados junto a la piscina están incluidas, y puedes pedir más de un plato principal o postre. Los restaurantes de especialidades se pagan a parte, y en la mayoría de los casos, es necesario reservar, así que hazlo con anticipación.

El agua, el café, el té, los zumos y la leche son gratuitos. El alcohol y los refrescos no lo son, a excepción de las líneas de cruceros más exclusivas. Los cruceros venden paquetes de bebidas alcohólicas y refrescos diariamente, o por semanas.

Espectáculos, gimnasios, parques acuáticos y muchas otras instalaciones y actividades son gratuitas. Algunas clases de gimnasia son libres, otras no. Los servicios de spa son adicionales.

¿No tienes mucho presupuesto? Evita el casino y la tienda de regalos. Si el servició de telefonía está disponible en alta mar, el precio de las llamadas es caro. Recuerda poner el móvil en modo avión.

La mayoría de los barcos ofrecen paquetes de wifi, pero son caros. De este modo, es recomendable que esperes a llegar a un puerto para usar el teléfono.

Añade una suma de dinero recomendada por la compañía a tu factura para repartir entre el personal, es obligatorio. Las propinas se agregan automáticamente al alcohol.

El mayor crucero del mundo 'OASIS OF THE SEAS' en Barcelona (Pedro Madueño)

Excursiones

Las excursiones en tierra se pueden reservar en tu programa de viajes, o puedes ir por tu cuenta y contratar guías turísticos independientes. Reservando con la compañía de cruceros te aseguras la visita, aunque el barco llegue con retraso. además, si sales solo y regresas tarde, el barco se irá sin ti.

Fuente: La Vanguardia

 

NUEVO!!!!

Volver