El Strip de Las Vegas es una larga avenida rodeada de casinos y hoteles y que está en movimiento permanente debido al tránsito de autos, autobuses, taxis y marquesinas móviles que intentan circular al lado de centenares de peatones. 

Mantener a los transeúntes a salvo y facilitarles su traslado de casino a casino ha sido todo un desafío para los líderes locales. Han construido puentes, ampliado las aceras, alejado a los artistas callejeros y añadido bardas con la intensión de mantener a los turistas dentro y a los autos fuera de la avenida de 6,4 kilómetros (4 millas) de largo.

Líderes empresariales, académicos y por elección popular sugieren nuevas soluciones y defienden el trabajo hecho hasta ahora para garantizar la seguridad de los peatones luego de que una mujer embistió a una multitud con su auto a las afueras de los hoteles Planet Hollywood y Paris.

El vehículo saltó la acera la noche del domingo, y luego la conductora aceleró para arrollar a los peatones en la banqueta, con un saldo de un muerto y decenas de lesionados, informaron autoridades y testigos. Takeisha Holloway, de 24 años, ya fue acusada de conducir de manera intencional en contra de la multitud.

Lo que el Strip tiene actualmente "no es suficiente", dijo Jan Jones Blackhurst, portavoz de Caesars Entertainment Corp., dueña del Paris y otros hoteles sobre Las Vegas Boulevard.

El hotel Paris es uno de varios sin una cerca, barda o una banqueta elevada que separe a los peatones de los autos. Al cuestionársele al respecto, Blackhurst dijo: "Posiblemente porque nunca fue requerido y nadie pensaba en ello como un peligro inminente".

Caesars ha reactivado las pláticas con el condado de Clark y las agencias de la ley para hacer que las banquetas del Strip sean más seguras, incluyendo la instalación de postes decorativos que permitan el flujo de las personas pero no de los automóviles", dijo Blackhurst esta semana.

"Lo peor es aprender a la mala", dijo Blackhurst. "Esto ha captado la atención de todos".

El país ha trabajado durante tres años para instalar cerca de kilómetro y medio (una milla) de bardas adicionales, principalmente al obligar a los hoteles y casinos a añadir barreras o elevar las banquetas frente a sus propiedades como una condición para la aprobación de mejoras exteriores.

El comisionado del condado de Clark, Steve Sisolak, defendió las medidas adoptadas y subrayó que nada es 100% efectivo.

"Esto no fue un accidente. Fue alguien que eligió utilizar su vehículo como un arma", dijo.

Fuente: eltijuanense.com

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver