Prepárate para tu vuelo empacando lo necesario para disfrutar de la experiencia desde que llegas al aeropuerto.

En lugar de preocuparte por todo el tiempo que no harás nada mientras llegas a tu destino, concéntrate en disfrutar de la experiencia desde que llegar al aeropuerto. Pero antes de iniciar la travesía, es mejor prepararte bien para que tu vuelo sea más placentero.

Te damos algunos consejos para que apliques cada vez que viajes en avión:

1. Ten siempre chicles en tu bolso de mano

El cambio de presión en el avión hará que tus oídos se tapen. Masticar chicle durante el despegue puede ayudarte a evitarlo pues mantiene en movimiento la Trompa de Eustaquio, un tubito que se abre y cierra para regular la presión del oído. Además, los chicles te ayudarán a refrescar tu aliento si no tienes un cepillo de dientes a la mano.

2. Lleva siempre medias extra

Las personas friolentas sufren en los aviones pues llega un momento en el que la cabina se enfría y una manta no es suficiente. Tener una par adicional de medias gruesas te harán sentir mucho más cómodo. También puedes añadir una chalina a tu kit.

3. Toma una foto de tu equipaje

Antes de que tu equipaje entre a la bodega, tómale una fotografía y también al tag que se le ha colocado. De esa manera podrás describir mejor tu maleta en caso de pérdida y tener los datos que la aerolínea ha consignado sobre ella.

4. Mantente hidratado

No importa cuántas veces debas pararte al baño, es la mejor forma de evitar malestares. Cuando estás deshidratado, sentirás la boca seca (lo cual se intensifica con el aire frío del avión), te dolerá la cabeza y te sentirás algo mareado. El agua te hará sentir mucho mejor.

5. Empaca algo de crema y lipstick

Al igual que el cuerpo se deshidrata, la piel sufre por lo seco del ambiente. Para evitar labios partidos y manos cuarteadas, ten una botella pequeña de crema dentro de la mochila y un labial o lipstick. Aplícalos cada vez que sea necesario.

6. Estira las piernas

Especialmente en viajes largos, el cuerpo te terminará pasando factura. De ser el caso, párate cada dos horas de vuelo y camina para que la sangre circule bien. Incluso hay ejercicios que puedes hacer a bordo como rotar los tobillos, girar la cabeza, subir y bajar los hombros, etc.

7. No olvides el entretenimiento

El tiempo vuela cuando tienes algo que hacer como leer, ver una película, escuchar música, jugar un videojuego o hasta conversar con tu vecino de asiento. No te preocupes por las horas ni cuentes los minutos porque no disfrutarás del vuelo y se hará larguísimo. La última opción: dormir.

Fuente: elcomercio.pe

NUEVO!!!!

Volver