La esposa del cliente publicó en su cuenta de Facebook el trato racista que había recibido su marido en el local informó El País

El chef Neil Perry se ha visto obligado a disculparse con un cliente de uno de sus restaurantes por el trato racista que recibió por parte de un empleado, tal como informa el Daily Mail. En concreto, el trabajador del local australiano Burger Project entregó una cuenta al cliente en la que además del precio de la comida se leía la palabra «niggas», que se utiliza como palabra para despreciar a las personas negras.

Así lo ha mostrado en Facebook la esposa del cliente, Rutendo Ruth Muchinguri, que ha mostrado su indignación por el trato que recibió su marido en el restaurante de Melbourne.

«Es tan decepcionante que en un lugar donde mi esposo gastó su dinero conseguido duramente, recibiera este tipo de trato desgraciadamente discriminatorio», escribió en Facebook.

La compañía de restaurantes compartió una disculpa en su página de Facebook. Además, aseguraron que el empleado en cuestión ya había sido despedido, y que el mismo viernes por la noche —día en que se produjo el ataque racista— el restaurante se disculpó con el cliente.

Sin embargo, la señora Muchinguri aclaró en Facebook que la compañía no se había disculpado, tal como esta había asegurado, pero sí contó que Neil Perry había llamado a su marido el sábado por la mañana para hacerlo.

«Pensamos que la respuesta inicial del Burger Project estaba más centrada en mantener su imagen pública que en reparar el daño causado», dijo más tarde la Sra. Muchinguri en Facebook. «Dijeron que se habían disculpado cuando se enteraron del incidente y, como se mencionó, Nicolas recibió una disculpa esta mañana, y no anoche», aclaró.

El mensaje de esta esposa en Facebook continuó: «Es agotador que en 2017, en una sociedad moderna y multicultural algunos de sus empleados permanezcan insensibles al significado que esta palabra insidiosamente desagradable y vil tiene».

La imagen se convirtió en viral el viernes por la noche, lo que llevó a Burger Project a presentar una disculpa por el racismo expresado por su empleado, que como ya anunció había sido despedido.

«No toleramos este tipo de comportamiento de nuestro personal, ni aceptamos este tratamiento a nuestros clientes. Tan pronto como nos dimos cuenta del asunto esta tarde, cuando nos contactaron en nombre del cliente, actuamos», publicaron en Facebook.

Fuente: El Universal

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver