Aunque quien más y quien menos hemos viajado en avión alguna vez, siempre hay una primera vez para hacerlo. Y en esos momentos, los nervios pueden jugar una mala pasada y hacer que algo que es relativamente sencillo se convierta en algo complejo y problemático. Así que vamos a ofrecerte algunos consejos para que la experiencia sea más agradable y lo más rápida y práctica posible. Vamos allá.

La llegada al aeropuerto

La llegada al aeropuerto se ha de planificar para poder estar con el tiempo suficiente para hacer todas las gestiones y embarcar con tiempo de sobra. El tiempo necesario puede variar según sea el aeropuerto, su tamaño, el tráfico de pasajeros y los servicios con que cuente. Lo ideal es hacer el embarque un par de días antes desde casa y tener impresos todos los documentos necesarios.

Es importante estar un par de horas antes en el aeropuerto, aunque en los vuelos nacionales puede ser suficiente con una hora, mientras que en otros se puede pedir que se esté allí tres horas antes. De todas maneras, es mejor salir de casa con tiempo, haciendo una previsión de as dificultades que podemos encontrar en el camino, como atascos en la autopista.

Al llegar, hay que dirigirse hasta el mostrador de la aerolínea para facturar el equipaje que no ha de viajar con nosotros en cabina. Si no se tiene que hacer este paso y solo se tiene equipaje de mano, se puede ir directamente a la puerta de embarque marcada en el billete. Algunos aeropuertos pueden ser muy grandes y nos podemos perder en ellos, así que tenemos que ir con previsión para tener localizados cada uno de los puntos importantes, como la puerta de embarque que corresponde al vuelo que se ha de tomar.

El equipaje

El equipaje puede ser de dos maneras: de mano y para facturar. Hay que recordar que cada compañía marca unas medidas y peso para el equipaje que viaja con nosotros en cabina. Suele ser unas medidas estándar y las maletas de mano suelen tener ese tamaño, así que no hay que preocuparse mucho. Frente la puerta de embarque suele haber un molde de la maleta, en la que si encaja, se puede pasar sin problemas. Si no lo hiciera, se habría que repartir la carga para que encaje o bien facturarla. El peso también es determinante para saber si puede viajar o no en cabina. Este suele ser entre 19 y 23 kilos, dependiendo de la compañía. Es importante tenerlo en cuenta para evitar problemas.

Hay una serie de productos que no pueden llevarse en cabina. A la hora de hacer la maleta hay que tenerlo en cuenta, así que también hay que consultar la lista de cosas prohibidas. Estas pueden ir sin problemas en el equipaje facturado, excepto productos inflamables como una bombona de butano, por ejemplo.

Pasar por los controles de seguridad

Si hemos preparado bien la maleta, no habrá problema para pasar. Hay que pasarla por la cinta de rayos X, así que si todo está en orden y no ven nada extraño, no la revisarán. Aún así, hay países que abren y revisan aleatoriamente maletas de los pasajeros. Hay que estar pronto para evitar que este tipo de situaciones provoquen retrasos y hagan que perdamos el avión. Para pasar por el arco de control personal hay que quitarse todo el metal que llevemos: llaves, cadenas, pulseras, etc. Todo debe pasar por el control de rayos X, en algunos casos hasta los zapatos.

Esto puede hacer que todo se ralentice mucho, pero si se prevé, puede convertirse en un simple trámite. No hay que ponerse nervioso ni presentar problemas. Si todo va de manera normal, se podrá embarcar con tiempo y sin problemas. También hay que tener los documentos de viaje a mano,tanto los pasaportes como el DNI y la tarjeta de embarque, para poder enseñarlos si es necesario y evitar retrasos.

Previsión y tranquilidad, fundamentales para volar

Aunque los trámites para embarcar en el avión pueden resultar algo molestos y engorrosos, hay que mantener siempre la calma. Si algún miembro de los cuerpos de seguridad hacen alguna pregunta, hay que contestarla con educación y sin alterarse. Los aeropuertos tienen una gran seguridad y los responsables de esta pueden ejercer su derecho a controlar todo lo que consideren sospechoso, así que manteniendo la calma y teniendo paciencia, aunque sea mucha la necesaria en ocasiones, todo puede resultar más rápido.

Fuente: porconocer.com

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2017

NUEVO!!!!

Volver