Una aerolínea, en alianza con empresas tecnológicas, ensaya un método que busca anticiparse al llanto. 

La aerolínea All Nippon Airways (ANA) busca implementar un sistema para dar fin a los llantos de bebés en aviones midiendo su ritmo cardiaco.

El sistema detecta cuándo aumenta el ritmo cardiaco de los niños, lo cual suele suceder cuando están excitados, y esa sería la predicción del llanto.

En la prueba piloto que se realizó con 34 familias de empleados, se instaló el equipo en el pecho de los bebés para medir su frecuencia cardiaca y anticiparse al arranque de su llanto, estos datos son enviados a los teléfonos inteligentes de sus padres para que actúen a tiempo.

De acuerdo con el informe publicado en El Clarín de Argentina, actos como la ingestión de líquidos alivian el dolor de oídos que suele darse por los cambios de presión en las cabinas, una de las principales razones por las que los bebés lloran especialmente en el despegue y aterrizaje.

Fuente: caracol.com.co

NUEVO!!!!

Volver