La pareja protagonista asegura que en ningún momento hubo riesgo de accidente en el aeropuerto caribeño. 

La paradisiaca isla de San Martín, en el Caribe, es famosa por muchos motivos (desgraciadamente el pasado año por el paso del devastador huracán Irma), pero siempre por su aeropuerto. Para llegar a la parte sur de la isla, que pertenece a Holanda (la norte es de Francia), hay que tomar tierra en el aeródromo de Philpsburg, que está ubicado junto a la playa. La orografía hace que los aviones lleguen a la isla 'peinando' a los turistas que están tumbados en sus toallas. Son incontables los vídeos que hay en la red que graban las maniobras de aterrizaje, un auténtico entretenimiento.

Ahora la polémica ha vuelto después de que una pareja haya ido un poco más allá con una acrobacia que ha armado un gran revuelo. Oleg Kolisnichenko colgó en su instagram el momento en el que un aparato aterriza. Una joven, Yuliia Nos, hace el pino apoyándose en su cabeza con una sola mano y acercándose peligrosamente a la panza del avión. Es posible que la perspectiva pueda llevar a engaño y que las piernas de la mujer aún queden lejos del aparato, pero la imagen impresiona igualmente.

Kolinischenko ha recibido multitud de críticas -"has puesto en riesgo tu vida y la de otros cientos", le dicen- pero él rechaza que haya habido el más mínimo riesgo y asegura que habia varios metros de distancia y que todo estaba "bajo control".

Pero parece que el riesgo existe y las autoridades de la isla lo advierten claramente en carteles junto a la playa: "El chorro de los aviones que despegan y llegan puede ocasionar daños físicos graves que pueden causar daños corporales extremos y / o la muerte".

Fuente: 20minutos.es

NUEVO!!!!

Volver