El nuevo aeropuerto de Guayaquil, ubicado en el sector de Daular, a 26 kilómetros del centro de la urbe, no será inaugurado en el 2024 en su primera fase como estaba previsto. Los planes fueron trastocados tras la caída en la llegada de pasajeros en la actual terminal José Joaquín de Olmedo, publicó El Comercio.

La primera fase consistía en la inauguración en el 2024 de la nueva infraestructura que contaría con dos pistas paralelas: de 4 100 y de 2 500 metros. Además, se instalarían 36 puertas de embarque en lo que sería el aeropuerto intercontinental.

“El día que esté operando el nuevo aeropuerto, que no puede ser ni antes de que se lo necesite ni después, sino cuando el gatillo, el disparador, nos anuncie que la meta de pasajeros internacionales de 3,5 millones esté a tres años, porque se necesitan tres años para construir el nuevo aeropuerto, ese día se hará ese proyecto”, refirió el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

El personero municipal explicó este lunes 9 de julio del 2018 que en el momento en que esté a tres años de esa meta se iniciará la construcción. “No podemos esperar que se congestione el aeropuerto para comenzar otro porque sería hacerle un daño a Guayaquil. Y tampoco podemos hacer un aeropuerto hoy día si ese indicador no se da”.

Sin embargo, explicó que el proyecto está enteramente planificado, diseñado por una empresa como Perkins Eastman, que es una de las empresas más grandes del mundo, que tiene proyectos de esta naturaleza en los cinco continentes.

Con esta situación también se afectaría la idea de desarrollar una nueva ciudad en los actuales predios del José Joaquín de Olmedo.

La Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG), en un remitido publicado en medios escritos, refirió que la consultora LeighFisher señaló que se ha producido, desde el 2011, una reducción importante en el tráfico de pasajeros en los aeropuertos internacionales de Ecuador: Quito y Guayaquil.

Nebot agregó que también la crisis en el país impactó. Detalló que Quito ha sufrido un descenso de pasajeros del orden del 13%, mientras Guayaquil ha sufrido un descenso de pasajeros del orden del 6%.

“No es que no se está creciendo, sino que se está creciendo a un ritmo menor que el que había hace algunos años. Eso puede, en un momento dado, alejar el disparador, porque la meta llegaría algo más tarde a los 3,5 millones de pasajeros”. 

La AAE enfatizó en su remitido que LeighFisher indica que la volatilidad de las variables estudiadas que hacen muy complicada la elaboración de pronósticos y menciona como ejemplo la variabilidad del precio del petróleo que influye en los costos operativos de las compañías aéreas e incrementan el costo de los pasajes.

“Estamos listos para iniciar el proceso competitivo para el nuevo aeropuerto internacional de Daular cuando sea necesario, bajo las circunstancias previstas en el contrato de concesión vigente, es decir tres años antes que las proyecciones técnicas indiquen que vamos a alcanzar los tres millones y medio de pasajeros internacionales”, concluyó AAG.

Según Nebot, los representantes de la aerolínea de bajo costo Viva Aire visitaron la ciudad para proponer operaciones en la urbe. “Eso significaría 700 000 pasajeros más, pese a la crisis”.

Fuente: aviacionaldia.com

NUEVO!!!!

Volver