Uno de las tareas en las que debe trabajar la industria de la aviación es en la reducción de los retrasos, según ALA. 

El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, ha recordado este martes la importancia del transporte aéreo para España y destacó que el 80% de los turistas que llega a España lo hace en avión.

Durante el balance del cierre de la temporada de la industria aérea. Gándara señaló que las aerolíneas transportaron a un total de 128 millones de pasajeros entre abril y agosto.

El aeropuerto de Madrid registró en estos meses 25,9 millones de pasajeros, un 8,2% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que por el de Barcelona pasaron 23,9 millones, lo que supone un 3,9% más.

En cuanto al tráfico intercontinental, este supuso para España 14,1 millones de pasajeros durante la temporada de verano, un 10,6% más, de los que 9,8 millones viajaron a través del aeropuerto de Madrid (+7,6%). En cuanto al tráfico de carga, este aumentó un 11,5%, con un total de 648.068 toneladas. 

ALA, que este año celebra su 66 aniversario, agrupa a 70 aerolíneas con base en España y representan a un “espectro muy grande” de la aviación comercial en el país.

El mundo más cerca de España 

El presidente de ALA ha destacado que España es el país con mejor conectividad aérea según ha publicado consultora especializada en el sector aéreo OAG al ponderar tanto las conexiones que tienen los diferentes países como las frecuencias y otros factores que influyen en el transporte.

Por aeropuertos, el de Madrid ocupa el séptimo lugar de ciudades con ‘hubs’ centrales en cuanto a conectividad directa, mientras que Barcelona es la primera de aquellas en las que no se sitúa un ‘hub’ de una aerolínea de red. Esta alta conectividad, como ha manifestado Gándara, permite que “el resto del mundo esté cada vez más cerca para los españoles”.

Por otro lado, ha afirmado que, gracias al “grado de competencia” que han adquirido las aerolíneas, cada vez un número mayor de pasajeros puede permitirse viajar en avión, algo que “antes era un lujo”. Además del factor económico, el presidente de ALA también ha hecho hincapié en las facilidades para todos los pasajeros, destacando que en 2016 transportaron a 1,4 millones de pasajeros con movilidad reducida.

Reducir los retrasos

Gándara ha explicado que uno de las tareas en las que debe trabajar la industria de la aviación es en la reducción de los retrasos, ya que, según datos de Eurocontrol, en los últimos doce meses estos han aumentado un 50,5% por problemas en la gestión del tráfico aéreo en Europa. En mayo, concretamente, el pico ascendió al 180%, motivado sobre todo por las huelga de controladores en Francia. 

De estos retrasos, alrededor del 80% se han producido en fase de ruta, mientras que solo el 20% tienen motivo en los aeropuertos de llegada o de salida. Gándara ha matizado que esto se debe a que el “espacio aéreo está congestionado”, aunque estos incrementos están “por encima de lo que sería esperable”.

En lo que va de año, el número de retrasos causados por problemas de personal ha aumentado un 112%, también motivado por las huelgas de controladores que se han producido en Francia.

España, por su situación geográfica, ya que Francia es puerta de entrada para muchas de las rutas aéreas, se ve afectada por los retrasos de otros países, con el 75% de los retrasos provocados por gestores externos y tan solo un 25% por Enaire.

Por otro lado, los fenómenos meteorológicos también afectan a la puntualidad del tráfico aéreo, ya que, además, son fenómenos no predecibles y que afectan a la seguridad aérea. El aeropuerto de Palma ha sido el más afectado por los aspectos meteorológicos durante el verano.

La puntualidad –aviones que despegan con un máximo de 15 minutos de retraso– entre junio y agosto, los meses más fuertes del año, se ha situado en el 66% en Europa. En total, el porcentaje de vuelos que se han operado está “en torno al 92% o 93%”, según ha explicó Gándara.

Sobre las cancelaciones, el presidente de ALA ha manifestado que se trata de un “porcentaje pequeño de pasajeros” pero para cada uno de ellos “es un problemón que se cancele”, por lo que ha instado a trabajar para que mejorar el sistema y que se reduzcan estas cifras.

En cuanto a las huelgas, Gándara ha especificado que en el primer trimestre de 2018 se han producido 29 jornadas de paro de servicio de tráfico aéreo, de los que 22 han sido en Francia, por lo que ha dicho que deberían “buscar un equilibrio de derechos”, para respetar el derecho a huelga de los trabajadores además del derecho a movilidad de los ciudadanos.

Para evitar interrumpir el servicio a los pasajeros, algunas aerolíneas han incorporado aviones en ‘stand by’ –preparados para volar y con tripulación– para que puedan operar una ruta en el caso de que la nave que estaba preparada se vea afectada por algún imprevisto.

Igualmente, Gándara ha explicado que los problemas de puntualidad o de cancelaciones también dependen de otros actores aparte de las aerolíneas, por lo que es “imprescindible” que estos tengan “un nivel de implicación similar” para dar previsión a los acontecimientos y para coordinar las gestiones, a través de una “comunicación proactiva”.

Mesa sobre transporte aéreo

Gándara ha explicado que a ALA le “gustaría” proponer al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la creación de una Mesa de Alto Nivel del Transporte Aéreo, tutelada por el ministerio y la Dirección General de Aviación Civil y con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) como principal órgano supervisor para coordinar la industria aeronáutica a nivel nacional y tener establecidas normas de actuación en el entorno internacional.

Esta mesa estaría formada por los organismos ya mencionados además de Enaire, Aena y otras asociaciones de aerolíneas que puedan participar.

Fuente: agenttravel.es

NUEVO!!!!

 

Volver