Víctor Hugo Collazos representó a la Federación de Municipalidades Libres de Perú en la edición 18 de la Feria Internacional de Turismo Termal (Termatalia), que tuvo por sede a la ciudad brasileña de Foz de Iguazú en septiembre último.

En entrevista con Excelencias, Collazos explicó que asistió a Termatalia 2018 para promocionar al río Shanay-timpishka (‘hervido con el calor del Sol’) corriente que baña la Amazonia peruana, concretamente en Puerto Inca, capital de la provincia homónima, en el departamento de Huánuco.

Promocionamos un recurso turístico termal muy importante y a la vez desconocido para la mayoría del mundo. Es un río que tiene más o menos seis kilómetros y medio de largo que nace como un torrente de agua fría, corre y se pierde entre las rocas para volver a salir como agua hirviente, detalló.

De acuerdo con Collazos, la temperatura alcanza hasta 100 grados centígrados y va bajando hasta llegar más o menos a los 50 grados, cuando desemboca en un afluente más importante.

Shanay-timpishka es un paraíso para explorar y conocer, sostuvo el entrevistado, quien acotó que es preferible visitarlo en época de lluvia (de noviembre a febrero) porque el río es más caudaloso.

El agua termal está normalmente en época de estiaje (caudal mínimo) entre 100 u 80 grados Celsius, pero durante la temporada lluviosa la temperatura es de unos 30 grados, lo que permite sumergirse dentro del agua, argumentó.

Collazos indicó que ese río es particularmente importante porque en sus márgenes residen las comunidades nativas ashaninka, yanesha y cacataibo, que se dedican a la curación con plantas medicinales.

Lo característico y peculiar de ese caudal termal es que su naciente está en una roca inmensa con forma de serpiente y las comunidades nativas le dan un carácter mágico, “dicen que es el yacu mama, que significa la madre del agua”, explicó.

Donde nosotros como personas citadinas vemos vegetación, ellos ven medicina. Ese conocimiento ancestral que tienen lo aportan para tratar las enfermedades de quienes llegan a la región.

Básicamente el turista que viaja a Shanay-timpishka tiene un periodo de dieta para purgar, limpiar y poder comenzar su tratamiento, que casi siempre implica el uso de la ayahuasca (Banisteriopsis caapi), reconocida por el Estado peruano como una costumbre de sanación de las comunidades nativas.

Es muy importante promocionar ese recurso hídrico, que estamos perdiendo, porque en el mismo hay explotación de oro y las comunidades nativas originarias, que son propietarias de la tierra, usan esa economía para mejorar sus condiciones de vida, y eso no ayuda a la conservación, advirtió el promotor.

Si logramos que la comunidad internacional visite y aproveche ese recurso, sostuvo, podemos hacer que las comunidades miren en sentido contrario y vean que cuentan con un patrimonio que es milenario, que no se pierde.

La especialidad es el turismo termal y a la vez de salud. ¿Cómo se llega a la zona?

Para llegar a esta cuenca de Shanay-timpishka se puede viajar por avión desde Lima a Pucallpa, que dura una hora 40 minutos de viaje; y de Pucallpa se toma un vehículo hasta la ciudad de Honoria que demora una hora y media, e incluso dos.

De Lima a Pucallpa hay unos 900 kilómetros y de Pucallpa a la zona del río de aguas calientes hay aproximadamente unos 70. Una vez que estás en la ciudad de Honoria se toma un bote, se viaja por el río unos 10 minutos y se llega a la desembocadura.

¿Cuánto cuesta un aéreo desde Lima hasta Pucallpa? ¿Y el transporte terrestre?

De Lima a Pucallpa el vuelo cuesta aproximadamente 90 dólares. El transporte terrestre sale en unos 30 dólares.

¿Y para llegar en bote?

Cinco dólares, y cuando se baja de la embarcación se camina un trecho porque se llega a pie a la cuenca.

¿Con qué alojamientos cuentan?

Tenemos alojamientos muy austeros, típicos de la zona, edificaciones de madera con todos los servicios, y la dieta es vegetariana.

¿Qué tipo de vacunas hay que llevar?

Para la fiebre amarilla básicamente.

¿Y los mosquitos… las serpientes que pican?

Como es una zona de agua termal, caliente, casi no hay mosquitos. Serpientes ya no hay.

¿Cuánto tiempo se suelen quedar los visitantes?

Si fuese solamente como aventura, para conocer el territorio, pueden demorar dos días, pero la mayoría viene con ánimo de curación, y eso puede ser una semana como mínimo.

Lo ideal para los enfermos serían 15 días, porque hay un periodo de dieta que implica no comer carnes, solo vegetales, y tiene como mínimo tres días para poder entrar en algún tipo de tratamiento.

El tratamiento diario cuesta más o menos 80 dólares por persona; incluye alimentación, alojamiento y curación.

Fuente: caribbeannewsdigital.com

NUEVO!!!!

 

Lo mas leído

Volver