Si, trabajar desde casa es más cómodo en ciertos aspectos, pero hay ciertas realidades que no debes olvidar.

Trabajar en casa es una de las opciones que las empresas y negocios están considerando como una de las opciones para sus trabajadores. La verdad es que existen mitos y realidades que giran en torno a esta forma de laborar. Aquí te presentamos las cuatro más comunes y algunos consejos si la piensas implementar.

Mito: Se trabaja mejor en casa

La verdad es que el trabajo en casa es algo muy cómodo porque no tienes que ocuparte en los traslados, pero puede ofrecerte muchas distracciones. Como ejemplo está que se te peguen las sábanas e inicies tu trabajo más tarde en comparación a que estuvieras laborando en una oficina. Otra de las distracciones es que tu familia no entienda que estás trabajando y te distraiga con asuntos personales.

Si, trabajar desde casa es más cómodo en ciertos aspectos y mejor, pero hay que ser organizado para que resulte una actividad verdaderamente productiva.

Realidad: Hay un mayor agotamiento

Extender la jornada laboral a tu casa puede producir un mayor agotamiento pues no logras desconectarte del trabajo totalmente para descansar en casa, sobre todo si lo haces de manera muy frecuente.

No es muy recomendable mezclar tu trabajo con el espacio de descanso pues incluso tus relaciones personales pueden afectarse.

Para que realmente sea una actividad que no resulte agotadora hay que delimitar tiempos y espacios al trabajar desde casa. 

Realidad: Implica un ahorro para la empresa

Para los negocios y las empresas es rentable tener personal laborando desde casa. Los ahorros no solo se dan porque se deja de designar un espacio físico para el personal, también por el ahorro en los servicios básicos como agua o luz o Internet, así como material para oficina como papelería.

Esta puede ser una buena opción para tu negocio, si ciertos puestos se prestan al trabajo desde casa y quieres acortar costos.

Mito: Es imposible establecer rutinas al trabajar en casa

El hecho de trabajar en casa no quiere decir que no se puedan establecer rutinas. Es muy satisfactorio que lo hagas. Comienza estableciendo la hora en la que te vas a levantar. Acostúmbrate a alistarte como si fueras a salir a trabajar y desayuna. Establece un horario para iniciar, descansos, así como a la hora que vas a concluir. Esto te ayudará a que tu jornada laboral sea normal, estructurada y así logres una mayor productividad.

En conclusión, trabajar en casa tiene sus pros y contras, ya sea que tú lo hagas o decidas que tus colaboradores pueden hacerlo, para ello algunos consejos que pueden ayudarte son:

  • Designa un espacio para que trabajes con buena iluminación y ventilación
  • No trabajes en pijama, aun cuando estés en casa
  • Establece rutinas
  • No permitas distracciones personales
  • Separa lo personal de lo laboral
  • Establece momentos de descanso para que no te satures con el trabajo
  • Establece horarios y apégate a ello

Fuente: Entrepreneur

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

NUEVO!!!!

 

Volver