Mientras las playas de Chile languidecen sin turistas argentinos, los chilenos viajan en masa a Buenos Aires, como un efecto más de la crisis económica del país vecino y la fuerte devaluación de su moneda.

Según reportes de la Subsecretaría de Turismo de Chile, entre enero y septiembre de 2018 la llegada de visitantes extranjeros al país se contrajo nueve por ciento en comparación con los resultados del año precedente, sobre todo por la caída en 21,8 por ciento en el arribo de turistas argentinos, el principal mercado emisor.

Por el contrario, la devaluación del peso argentino en alrededor de 50 por ciento, abarató los viajes hacia el otro lado de los Andes, y si de enero a septiembre de 2018 aumentó cuatro por ciento la cifra de chilenos que viajaron a Buenos Aires, posteriormente se incrementó en 20 por ciento.

Según un estudio publicado por el diario La Tercera con datos de las autoridades turísticas de Argentina, casi la mitad de los chilenos viajan por vacaciones con una estadía media de 5,5 noches en Buenos Aires, la mayoría se hospeda en hoteles de cuatro y cinco estrellas y se inclinan por las actividades culturales.

La llegada de más chilenos es bienvenida porque dan un respiro a la alicaída economía bonaerense, pero en Chile rebota la crisis del país vecino pues en este verano las expectativas de los hoteleros de Valparaíso, Viña del Mar, La Serena y otros centros turísticos se han quedado cortas.

Algo parecido ocurre con el comercio, teniendo en cuenta que uno de los atractivos de Chile para los argentinos era ir de compras en Santiago y otras ciudades, pero con la devaluación de su moneda ya los precios de los productos en Chile no son atractivos.

Otra consecuencia es el aumento de los vuelos, con un incremento del 35 por ciento del flujo de pasajeros de Santiago a Buenos Aires, según informó Jaime Fernández, gerente de ventas de Sky Airline, mientras que en los pasos fronterizos se han invertido los papeles y si antes había largas filas de autos en dirección a Chile, ahora la imagen es en sentido contrario.

Fuente: Crónica Digital /PL

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

NUEVO!!!!

 

Volver