Uno de los aviones que ha tenido y está teniendo mejor acogida por parte de las aerolíneas es el Airbus 321LR. Es un avión de un pasillo, de largo recorrido, que tiene una cartera de pedidos simplemente impresionante antes de empezar a volar realmente. Boeing, el gran rival de Airbus, lleva más de un año viendo cómo las ventas de este avión se disparan, sin responder.

Los especialistas esperan de un momento a otro que se tome una decisión sobre la construcción –o no– del Boeing 797, que plantaría cara en este segmento. Pero lanzar un avión no es una broma: cuesta muchísimos millones de dólares en investigación y desarrollo y no es fácil garantizar un retorno a la inversión.

Todo el mundo esperaba que para estas fechas, Boeing ya hubiera tomado una decisión y, a decir verdad, la mayoría piensa que este avión tendrá viabilidad. El miércoles de esta semana fue el día. Y, efectivamente, hubo un pronunciamiento: que la decisión queda aplazada hasta el año 2020, dependiendo de una campaña de premarketing que se inicia ahora. O sea, según lo que digan las aerolíneas, se verá qué se hace.

No crean que en Boeing hay indolencia. No, lo que hay es reflexión cautelosa porque hay mucho en juego. Pero fuera de Boeing hay muchos que cuestionan el retraso porque creen que Airbus se está quedando con el mercado en este segmento. Las cosas son un poco menos afortunadas para el coloso americano porque en realidad el A321LR es un desarrollo del antiguo B757 que la compañía de Seattle dejó de fabricar prácticamente al inicio del siglo.

El director general de Boeing, Dennis Muilenburg, había dicho que la decisión se adoptaría en 2019. Pero ahora dice que no, que primero hay que testar la demanda. Hay que tener en cuenta que si la decisión se retrasa mucho, el nuevo avión no estará en el mercado para 2025, año en el que se prevé la baja de las flotas de 757 y 767, que están ya culminando su periodo de vida útil. Pero, desde luego, Boeing tiene expertos como para saber que este retraso es delicado. Como delicada es, también, una decisión precipitada (Boeing logra un nuevo récord al entregar 806 aviones en 2018).

Fuente: Preferente

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver