Boeing invierte en la compañía que desarrolla un avión que podrá volar un 70% más rápido que los actuales modelos

Boeing quiere ser la compañía que resucite al avión supersónico, que quedó en la historia desde que el Concorde dejó de volar en 2003. El fabricante firmó una alianza con Aerion Supersonic para desarrollar un jet corporativo que rompa la barrera del sonido, y que pueda volar un 70% más rápido que los actuales modelos.

Boeing realizó una “inversión significativa” cuyo monto no fue desvelado, y se comprometió a entregar, además de aportes financieros, recursos de ingeniería e industriales.

El avión que Aerion diseñó en 2014, y que se espera que vuele para 2023, transportará 12 pasajeros a una velocidad de 1,4 Mach, o sea 1.609 kilómetros por hora.

Tanto este fabricante como Boeing afirman que el prototipo cumple con los estándares de sostenibilidad que imperan en la industria.

El interrogante del impacto sonoro

Sin embargo la gran duda es cómo evitar que estas aeronaves no realicen el fuerte estruendo cuando rompen la barrera de sonido, y que es el principal motivo de preocupación de entidades oficiales como la FAA (Administración Federal de Aviación, de EEUU).

De hecho este organismo recibió un mandato del Congreso estadounidense para que regule un posible regreso de los vuelos supersónicos, para que no perjudique a las poblaciones cercanas a los aeropuertos.

En el caso del avión supersónico de Boeing no se descarta que, si tiene éxito, los diseños se extiendan a las aeronaves comerciales. Precisamente hace varios meses esta compañía que tiene en carpeta varios proyectos para fabricar un avión que pueda volar entre Nueva York y Shanghái en tres horas.

Otras compañías detrás del avión supersónico

No es la única compañía que está detrás de la resurrección de los aviones supersónicos. Boom Technologies está desarrollando dos modelos, uno de los cuales podría llegar –asegura- a 2,2 Mach (2.700 kilómetros por hora). Virgin y Japan Airlines apoyan financieramente a este proyecto. 

La NASA tampoco se queda de brazos cruzados y firmó un contrato con Lockheed Martin para que diseñe y fabrique un avión que se conocerá como X-Plane, que pretende ser supersónico y silencioso, la utopía que todos quieren alcanzar.

Airbus se baja de la carrera

Airbus también se había interesado por tener su avión supersónico y fue uno de los inversores más importantes de Aerion, pero la relación empresarial que se inició en 2014 terminó en 2017.

Boeing Next es la filial del fabricante norteamericano que trabaja junto con Aerion. Esta compañía se especializa en los proyectos a futuro de la sociedad, como el coche volador que fue probado con éxito hace pocas semanas.

Fuente: Cerodosbe

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver