Dos turistas caminan por el barrio de Malasaña. JAVI MARTÍNEZ

ISABEL F. LANTIGUA

Sólo se podrá alquilar una vivienda 90 días con fines turísticos sin permiso. A partir de ese plazo, será necesario obtener una licencia

El Plan Especial de Hospedaje (PEH) que el Ayuntamiento de Madrid lleva un año tramitando ha recibido finalmente el visto bueno en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible de este miércoles, con los votos a favor de Ahora Madrid y el PSOE y el rechazo de PP y Cs. Durante este tiempo ha recibido un total de 600 alegaciones por parte de asociaciones, vecinos y grupos empresariales, sin que se hayan introducido "cambios sustanciales".

Este plan, que entrará en vigor tras su aprobación definitiva en el Pleno de la próxima semana, pretende, por un lado, "preservar el uso residencial del centro urbano, frenando la conversión de viviendas del centro en alojamientos temporales turísticos" y, por otro, "buscar que la actividad de hospedaje se extienda a otras zonas de la ciudad, redistribuyendo la actividad económica", según informa el Ayuntamiento.

La norma municipal limita a 90 días la posibilidad de alquilar una vivienda con fines turísticos sin necesidad de hacer ningún trámite, pero si se excede ese plazo y se alquila para este fin durante más tiempo al añoel Consistorio ya entiende que no se trata de economía colaborativa, sino de actividad comercial, por lo que es obligatorio obtener una licencia.

La principal novedad para los nuevos alojamientos turísticos que compartan edificio con viviendas de uso residencial es que deberán tener en las zonas más saturadas un "acceso independiente", de forma que vecinos y turistas no compartan entrada ni ascensores comunes. El plan no diferencia esta exigencia para la implantación de viviendas de uso turístico de otras formas del uso de hospedaje, por lo que en el caso de pensiones u otros establecimientos también se pedirá este requisito cuando formen parte de un edificio residencial.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha explicado que "el plan trata de ser lo más estricto posible y fijar las mismas condiciones normativas de implantación a cualquier actividad terciaria. Por tanto, si puedes implantar una clínica dental, una cafetería o un comercio de cualquier tipo dando a la calle con acceso independiente pero sin un espacio interpuesto, también puedes hacerlo con un alojamiento de hospedaje".

Para la sustitución de uso residencial por uso de hospedaje en edificios completos, con el objeto de implantar un hotel u otro establecimiento similar, el nuevo plan elimina prácticamente la posibilidad de implantación directa, pues será necesario contar con un plan especial que estudie el impacto en el entorno y deberá ser aprobado previamente por la Junta de Gobierno y después en el Pleno. En el caso de que el edificio ya tenga un uso terciario, el plan permite la implantación mediante licencia directa, salvo en los edificios protegidos, que requerirá un plan especial que acredite que no es viable rehabilitar el inmueble para uso residencial.

TRES ZONAS DIFERENCIADAS DE LA CIUDAD

Este Plan se aplica en un ámbito que afecta a una superficie de 52.768.610 metros cuadrados que se dividen en tres anillos concéntricos en función de la saturación de los pisos turísticos que soportan cada uno.

El primer anillo coincide con los límites del distrito de Centro, el segundo anillo comprende los barrios del resto del centro histórico, el distrito de Chamberí completo y parte de los distritos de Chamartín, Salamanca, Retiro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca, mientras que el tercero se corresponde con los barrios de la almendra central, a los que se suman otros de los distritos de Usera, Carabanchel y Latina.

Las mayores restricciones se dan en el primer y el segundo anillo, donde los pisos turísticos en edificios residenciales tienen que tener acceso independiente al del resto de vecinos. En el anillo 3, esta exigencia de acceso independiente se mantiene cuando el uso de hospedaje se pretenda implantar en sitios donde no estén permitidos otros usos terciarios.

CONDICIONES SIN CARÁCTER RETROACTIVO

El delegado Calvo ha indicado que este plan "regula todo el uso de hospedaje (hoteles, pisos turísticos y vivienda) " y ha manifestado que "como hasta enero del pasado año no se exigía licencia para los pisos turísticos, alrededor del 95% de las viviendas turísticas que están inscritas en el registro de la Comunidad se verán afectadas por esta normativa".

El objetivo, según el concejal, "es limitar los pisos turísticos por los problemas que genera de convivencia, por las protestas vecinales y por la incompatibilidad de compaginarla con el uso residencial".

Calvo ha aclarado que el plan no tiene carácter retroactivo. Por tanto, "a los establecimientos de hospedaje que ya cuentan con su licencia, sólo les afectarán los nuevos requisitos cuando la tengan que renovar o cuando vayan a emprender una remodelación integral". Sin embargo, "sí afecta a todas las viviendas turísticas, también a las que ya funcionan, porque ninguna tiene licencia", ya que antes no era exigible.

También ha arremetido contra la Comunidad, porque "ha obviado su responsabilidad de regular en materia turística" y ha recordado que las competencias en este asunto son del Gobierno regional, pero que "las competencias en materia urbanística del uso del hospedaje son del Ayuntamiento y con este plan sólo intervenimos en este aspecto".

Fuente: ElMundo.es

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver