Alojarse en una casa con el sello de Frank Lloyd Wright, Le Corbusier o Jean Nouvel es posible (y puede que cueste menos de lo que esperas gracias a Airbnb) 

Con más de seis millones de anuncios, Airbnb puede jactarse de tener una inacabable colección de alojamientos en todo el mundo. Desde apartamentos convencionales a castillos, pasando por villas italianas, cabañas de lujo o mansiones coloniales, pero también casas con el sello de los arquitectos más importantes de la historia, como Frank Lloyd Wright, Le Corbusier o Jean Nouvel.

Porque el viaje perfecto para un amante de la arquitectura empieza por el alojamiento, estas son algunas de las propiedades más singulares que puedes alquilar en la plataforma.

Bernard Schwartz House, Frank Lloyd Wright

Ubicada en East Twin River, a alrededor de 1,5 km del lago Michigan, esta casa fue diseñada por Frank Lloyd Wright como un proyecto para la revista Life en 1938. Con el nombre de ‘dream house’, la vivienda tenía que reflejar el estilo de vida americano de una familia convencional de clase media.

El propio Lloyd escribió sobre ella que “la familia americana no se parece a ninguna otra en el mundo y creo que esta casa la reconoce por lo que es: un pequeño club privado”.

Con paredes de ladrillo rojo, varias chimeneas e impresionantes vistas del exterior, el alojamiento cuenta con cuatro habitaciones y dos baños completos, así como una gran sala de estar donde las luces que se filtran por las ventanas especialmente diseñadas por Lloyd generan increíbles juegos de luces.

Nada como adentrase en la brillante visión arquitectónica de Frank Lloyd como vivir, aunque sea temporalmente, en una de sus casas.

Casa estudio Juan O’Gorman

En este caso, el estudio que diseñó para sí mismo el pintor y arquitecto mexicano Juan O’Gorman, conocido por sus edificios funcionalistas y orgánicos, en Ciudad de México, dentro del barrio colonial de San Ángel.

A pocas manzanas de la casa-estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo en el distrito de Coyoacán, que también diseñó O’Gorman, su apartamento fue construido en 1939 y es un edificio único, que combina el funcionalismo con una hermosa decoración y cuenta con dos dormitorios y una sala de estar con espléndidas vistas a un precioso jardín.

Kubuswoning, Piet Blom 

En el corazón de Rotterdam, este aparentemente extraño experimento arquitectónico lleva el sello del holandés Piet Blom, alumno del maestro Aldo van Eyck y representante del estructuralismo arquitectónico. Las ‘casas cubo’ fueron construidas en 1984, partiendo de un cubo convencional que fue girado 45º y colocado sobre pilares con forma hexagonal. Se construyeron 32 de estos cubos en total y todos ellos están habitados, si bien uno de ellos se muestra como una especie de museo para satisfacer la curiosidad de quienes se acercan al lugar.

Uno de estos cubos, que constan de tres plantas y un dormitorio, así como un pequeño jardín en la planta superior, puede también alquilarse por Airbnb.

Edificio Boas, Jean Nouvel

En la antigua Marina Botafoch de Ibiza, junto al puerto, se alza un impactante edificio residencial que lleva el sello del arquitecto francés Jean Nouvel.

Aprovechando el emplazamiento (se trataba del último terreno edificable en el paseo marítimo de Ibiza), se plantó un inmueble basado en la idea de teatro clásico, con forma de herradura y volumen descendente, que mira al puerto y a la ciudad histórica (Dalt Vila).

Caracterizado por los coloridos acabados de acero, de diferentes tonalidades en cada planta, cuenta con apartamentos luminosos, elegantes, de diseño minimalista y acabados de lujo y ofrecen extraordinarias vistas a la piscina, a la marina y Dalt Vila, especialmente desde sus terrazas.

Muralla Roja, Ricardo Bofill

Con el sello de Ricardo Bofill se alza la Muralla Roja, un edificio de viviendas en la urbanización de La Manzanera, en Calpe, construido en 1972.

Con claras referencias a la arquitectura árabe mediterránea y como una reinvención del kasbah típico, el conjunto destaca por un brillante color rojo que se declina en varias tonalidades y que recubre las fachadas exteriores e interiores y que contrasta con el entorno en el que se ubica.

Las formas geométricas que definen los cubos son las grandes protagonistas del diseño, mientras que la composición, que forma una especie de recinto fortificado que emerge desde el acantilado, capta la atención y sirve además para dividir los 50 apartamentos (de 60, 80 y 120 m2) que la componen. Algunos de ellos se pueden alquilar en Airbnb.

Cité radieuse, Le Corbusier

En el ya mítico edificio La Unité d´Habitation de Marsella, también conocida como la Cité radieuse, creado por Le Corbusier en Marsella encontramos un apartamento dúplex perfecto para experimentar en primera persona las soluciones habitacionales que diseñó este maestro de la arquitectura.

Construido entre 1947 y 1952, este enorme bloque de viviendas de hormigón se consideró como la primera obra auténticamente de postguerra, en el sentido de romper con todos los planteamientos previos de lo que se había conocido como arquitectura moderna.

Construida como un prototipo, sintetiza el trabajo experimental de Le Corbusier y está considerada una de las grandes obras arquitectónicas del siglo XX, además de catalogado como monumento histórico.

El apartamento que podemos reservar, recientemente restaurado, conserva todos los detalles originales de la construcción, con la ventaja de que su altura (sexto piso) ofrece vistas excepcionales de la costa, a escasos diez minutos.

Fuente: cerodosbe.com

NUEVO!!!!

 

Volver