Una ola de calor, sin precedentes para un mes de junio, comenzó a azotar este lunes a Europa con temperaturas que podrían superar los 40°C en la semana a varios países del continente, algo que no ocurría desde hace más de 70 años.

El fenómeno meteorológico viene del Sahara y con el calentamiento global, causado principalmente por las emisiones de gases de efecto invernadero, estos fenómenos, que antes eran excepcionales, podrían repetirse con más frecuencia, advierten los científicos.

'Una gran cantidad de aire caliente está subiendo de África', explica Sabine Krueger del Servicio Meteorológico Alemán DWD, que añade que el sur del Viejo Continente se verá particularmente afectado.

En España, la Agencia Meteorológica (AEMET) publicó una serie de recomendaciones para enfrentar la canícula, que incluye hidratarse, cubrirse la cabeza y evitar hacer ejercicio bajo el sol. Advirtió también sobre un 'riesgo extremo' de incendios en algunas parte de Cataluña, Aragón, Navarra y Extremadura.

Y el calor seguirá subiendo en los próximos días. Según la AEMET, las temperaturas superarán los 40°C en algunas zonas del centro, del sur y del noreste del país ibérico, y podrían alcanzar los 42°C en el Valle del Ebro a partir del jueves y hasta el sábado.

En Francia, las autoridades emitieron una alerta canícula 'naranja' para la región parisina. El país teme que se repita una ola de calor como la de 2003, que causó la muerte de 15.000 personas, principalmente ancianos.

Las autoridades han emitido advertencias contra la deshidratación, en particular para los niños y los ancianos, y los hospitales han sido puestos en alerta máxima.

'Es un fenómeno sin precedentes porque se está produciendo a principios de junio, no lo veíamos desde 1947', explica Emmanuel Demael, un experto de la agencia meteorológica francesa Meteo-France.

Demael prevé que se romperán récords para el mes, 'y en algunos lugares récords para todos los meses combinados'.

En Austria, la agencia meteorológica ZAMG ha advertido sobre el riesgo de tormentas violentas, con temperaturas que van a subir hasta los 37°.

Incluso los países escandinavos no se han salvado, y es probable que partes del sur de Dinamarca y Suecia alcancen los 30° a partir del martes.

Las temperaturas serán más intensas a partir del jueves, según las agencias meteorológicas, y es probable que la alta humedad dificulte aún más las condiciones, especialmente por la noche.

Fuente: AFP

Caribbean News Digital

Volver al boletin

NUEVO!!!!

 

Volver