El hombre, que hizo el trayecto de Kenia a Londres oculto en el tren de aterrizaje de la aeronave, cayó desde una altura indeterminada contra el jardín de una vivienda

Un inmigrante que viajaba presuntamente como polizón en la parte inferior de un avión, tal vez en su tren de aterrizaje, se ha desplomado en la tarde del domingo (30 de junio) desde una altura indeterminada contra el jardín de una vivienda al sur del aeropuerto de Heathrow, en Londres (Reino Unido), según han informado fuentes policiales y la aerolínea Kenya Airways.

El hombre, que no ha sido identificado, se escondió presuntamente en el aparato. En el compartimento del tren de aterrizaje trasero se descubrió una bolsa con ropa, comida y agua.

El aparato había despegado nueve horas antes del aeropuerto de Nairobi (Kenia), y había recorrido 4,250 millas antes de aterrizar en la capital británica.

Se desconoce aún si el polizón murió durante el viaje o a consecuencia de la caída antes del aterrizaje; su cuerpo terminó tendido en el patio de una vivienda en Clapham, cerca de una escuela infantil.

Viajar en la parte inferior de un avión es extremadamente peligroso, debido al frío y la falta de oxígeno; según expertos citados por la revista Time, sólo una de cada cuatro personas que lo intenta sobrevive.

La aerolínea ha calificado el incidente de “desafortunado”. No es el primero, sin embargo, de este tipo: en septiembre de 2012, por ejemplo, un hombre de 30 años de Mozambique, Jose Matada, murió al caer del tren de aterrizaje de un avión que viajaba desde Angola hasta el aeropuerto de Heathrow.

Por Bruno G. Gallo

Fuente: La Opinión

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver