El crecimiento interanual en llegadas internacionales de casi el 21% que registró Argentina durante el primer semestre de 2019 colocó al país por encima del promedio mundial, del 4%, difundido hoy por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

La mensual Encuesta de Turismo Internacional de agosto del Instituto Nacional de Estadística y Censos precisa que durante los primeros seis meses del año entraron al país 1.528.600 turistas no residentes, un aumento de 20,8% en relación al mismo período de 2018.

Sin embargo, mientras los principales motivos del crecimiento a nivel mundial fueron para la OMT "una economía fuerte, viajes aéreos asequibles, una mayor conectividad aérea y una mayor facilitación de visas", en el caso de Argentina tuvo mucho que ver la devaluación del peso.

La baja en el valor de la moneda nacional hizo más atractivo en lo económico al país y atrajo muchos turistas extranjeros, a la vez que impidió a muchos argentinos salir al exterior, lo que repercutió en el turismo internacional de Sudamérica, que fue la única zona con baja en la actividad durante el semestre de medición de la OMT.

Mientras todo el continente registró un promedio de crecimiento del 2%, que fue el mismo nivel que tuvo América del Norte, en Centroamérica la subida fue de sólo 1% y Sudamérica cayeron 5% las llegadas.

El informe de la OMT precisa que "en América del Sur, las llegadas disminuyeron un 5% en parte debido a una disminución en los viajes de ida desde Argentina que afectó a los destinos vecinos".  

grupolaprovincia.com

NUEVO!!!!

 

Volver