El Ejecutivo ha ofrecido amortizar parte de la deuda de 3,6 millardos de dólares que mantiene con las aerolíneas comerciales por la venta de pasajes al exterior. La propuesta efectuada con el aval de Petróleos de Venezuela está en que parte de esa obligación se honre con suministro de combustible para aviones o jet fuel. No obstante, las complicaciones en las refinerías del país limita la posibilidad de cumplir con esa oferta.

“Yo he hablado con las aerolíneas, pero casi nunca declaro de ese tema, pero eso está en discusión porque vamos a hacerle un combo”, respondió hace semana y media el ministro de Petróleos y Minería, Rafael Ramírez, cuando en una conferencia de prensa abordó el problema de la deuda con las compañías aéreas internacionales con operaciones en Venezuela.

Desde entonces no ha habido otra declaración sobre el tema, mientras que las cifras que se reportan sobre la actividad de refinación dan cuenta de que en cuatro años la producción de este refinado cayó 20% y se agravó a partir de agosto de 2012, cuando ocurrió la explosión en la refinería de Amuay.

Las cifras que se manejan, sin confirmación por parte de Pdvsa, indican que hace cuatro años se obtenían 97.000 barriles diarios de combustible para aviones y ese volumen se ha reducido casi a una quinta parte.

A ello se agregan los reportes que señalan una reducción de 66% en las exportaciones de ese combustible a Estados Unidos, es decir, que ha disminuido a 16.000 barriles al día. Incluso, el Departamento de Energía de ese país reporta en sus cifras que durante el año pasado Pdvsa importó hasta 3.000 barriles diarios de combustible para aviones.

Fuentes vinculadas a las aerolíneas señalaron que en las reuniones con las autoridades de Pdvsa se ha señalado que el suministro de combustible solo es aceptable si se hace en Estados Unidos a través de Citgo, la filial de la estatal en ese país.

Fuente: El-Nacional

WTM Latin America 2017

NUEVO!!!!

Volver