El país concluyó 2013 con una flota aérea comercial de 279 aeronaves, la cifra más alta previo a la crisis internacional y al cierre de aerolíneas, de acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En 2007, la industria aérea comercial contaba con 345 aeronaves, cuando aún operaban empresas como Aerocalifornia, Aerolíneas Mesoamericanas (Alma), Aviacsa, A volar, Líneas Aéreas Azteca y Mexicana de Aviación.

Según el reporte, la incorporación de nuevos aviones a las aerolíneas durante los últimos años ha generado que el país tenga una de las flotas más jóvenes de la última década, con un promedio de 10.4 años.

Sólo el año pasado arribaron al territorio nacional tres aviones Boeing 787 Dreamliner de Grupo Aeroméxico, así como tres Sukhoi Super Jet 100 de Interjet, y Airbus 320, tanto de Interjet como de Volaris.

Actualmente la flota está concentrada en aviones como el Boeing 737, utilizado principalmente por Aeroméxico, así como por 66 aviones Airbus 320 empleados por Interjet y Volaris.

Desventaja respecto a EU

Fernando Gómez Suárez, académico de la Maestría en Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad Panamericana, destacó que aun cuando la flota va en crecimiento es pequeña comparada con la que tiene una sola aerolínea en Estados Unidos, lo que pone a la industria en desventaja en la participación de mercado no sólo de pasajeros, sino también de carga.

Por ejemplo, American Airlines tiene 900 aviones mientras que US Airways posee 345, y aún existe una orden de esta compañía por 600 unidades nuevas.

Fuente: El diario

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver