Un viaje entre amigas es un plan que, definitivamente, hay que concretar más de una vez en la vida. Y el plan es aún más tentador si el destino es amazónico.

La exuberancia de la selva ucayalina seduce a todos quienes arriban a sus territorios. Y Pucallpa (Coronel Portillo), la ciudad capital, ofrece una variada oferta de diversión, full naturaleza, cultura, tradiciones y gastronomía. Entonces, un recorrido entre amigas rodeadas por el encanto que siempre ofrece la selva será una grata vivencia que siempre será atesorada en el recuerdo.

¡Es hora de quitarle el polvo a esas mochilas y enrumbar hacia esa aventura que desde hace buen tiempo están deseando vivir! Y aquí les mostramos aquellas experiencias que deben experimentar sí o sí para lograr una ruta inolvidable plagada de locura, complicidad y risas aseguradas que se ajusten a los diversos tipos de personalidad que existen en todo buen grupo de amigas.

Los tesoros urbanos de Pucallpa

Para esa amiga que extraña, inexplicablemente, la ciudad y aún no quiere ir por más aventura el corazón urbano de Pucallpa ofrece diversas alternativas. Está su plaza de armas, donde luce un imponente obelisco de aproximadamente 25 metros de alto, además, se hallan diversas esculturas que representan el mestizaje que enriquece a esta localidad o aquel en honor al Coronel Pedro Portillo Silva, promotor del progreso amazónico según los lugareños.

También pueden disfrutar de la Plaza del Reloj Público, emblemático sitio que fue la primera plaza que tuvo Pucallpa a partir de 1950. Allí es posible deleitarse ante la vista de una torre de 25 metros coronada con un enorme reloj y decorada con trazos geométricos que representan al pueblo indígena Piro, además cuenta con vitrales que intentan representar los míticos personajes de leyenda más insignes de Ucayali: el chullachaqui, la runamula, la sirena o el bufeo colorado. Además, cuenta con un mirador desde donde podrán apreciar la majestuosidad del siempre imponente río Ucayali, un río vital que determina la vida amazónica.

La belleza de las catedrales es una cualidad que siempre hay que admirar en todos los pueblos del Perú. El preciosismo de los detalles tiene el poder de dejar absortos a muchos. Y la catedral de Pucallpa o Catedral “Virgen de la Inmaculada” es un claro ejemplo. Construida en honor la Patrona de la ciudad es poseedora de un estilo Ojival – Neo Gótico y destaca en su construcción su torre de 34 metros de alto donde luce tres campanas traídas desde Italia. Sus arcos, tallados y vitrales fueron elaborados por los expertos artesanos de la Cooperativa Artesanal “Don Bosco” de Chacas en Áncash. ¡Belleza por doquier!

Esculturas sorprendentes en el Museo Agustín Rivas

Para aquella amiga que ama la cultura este sitio es un punto infaltable dentro de su itinerario, pues la figura de Martín Rivas se halla impregnada de misticismo y talento, ya que después de la escultura se dedicó a las artes chamánicas. En este lugar podrás admirar la belleza de sus tallados en troncos y raíces de renaco. En sus figuras es posible observar a diversos personajes míticos que habitan el imaginario amazónico de Ucayali. Tal es el alto valor de su trabajo que entre sus obras más destacadas se halla la figura del Cristo de Petróleo que hoy se conserva y luce nada más que en el mismísimo Vaticano. Es, por tanto, un lugar que no pueden obviar en su ruta pucallpina. Dónde: (Jr. Tarapacá N° 861) Visitas: Lunes a sábado: 9: 00 a 12:00 y 16:00 – 19:00

Amazonía viva en la laguna Yarinacocha

Un viaje de 15 minutos en mototaxis o motocars -el vehículo amazónico por excelencia- hasta la Laguna Yarinacocha las acercará más hacia la experiencia de vivir en la selva peruana. Ese es el pequeño lapso de tiempo que separa a la ciudad de este hermoso espejo de agua de cuyos dominios se extienden por 1340 hectáreas. Rodeada por una densa vegetación entre las que destacan las palmeras o yarinas la vista que les ofrecerá mientras navegan será un recuerdo al que podrán volver más de una vez. Su principal embarcadero es Puerto Callao donde podrán abordar los botes que realizan el recorrido ¡Buen viaje!

Tesoros artesanales en la comunidad 11 de Agosto

Una vez disfruten los encantos de Yarinacocha es imposible irse de allí sin llevar recuerdos y souvenirs que testifiquen sus pasos aventureros por la exótica amazonía. Y en el margen izquierdo de Yarinacocha se halla la comunidad mestiza 11 de agosto, lugar que cuenta con un Centro Artesanal donde ofertan los productos que son elaborados con mucho esmero por las madres de esta comunidad. Expertas domadoras de los secretos de la caña brava esta comunidad es conocida como “el caserío de cesteros” por los bellos productos que pueden producir, desde sombreros, abanicos y paneras a base del cogollo de esta planta. También ofrecen diversos amuletos y adornos femeninos cuya base son semillas nativas. Aquí también es posible avisorar plantaciones de camu camu, ese fruto exótico que conquista a quienes lo prueben, pues 11 de Agosto forma parte de la Ruta del Camu Camu. Dónde: A 20 metros de Puerto Callao, margen izquierdo de Yarinacocha

Una estadía natural en Jene Shobo

Alrededor de la Laguna Yarinacocha se halla Jene Shobo, que significa “casa sobre el agua”. Un hermoso hospedaje o ecolodge donde la naturaleza predomina. Posee bungalows con vistas hacia las aguas de la laguna. Y por si entre sus planes se halla experimentar la limpieza de la mente y el cuerpo a través de las místicas ceremonias de Ayahuasca este lugar cuenta con una maloka acondicionada para tales fines. No es todo, también cuentan con paseos a su bosque cuidado con paciencia y esmero desde hace 35 años. Un bosque que fue rescatado de la deforestación y ahora ofrece hogar a diversas especies de la fauna silvestre, según cuenta su fundador Juan Ugarte. Inclusive, narra que en la zona pantanosa muchos de sus huéspedes han podidos avistar a las enormes anacondas. En total son 20 hectáreas de selva que componen a Jene Shobo. Una estadía disfrutando de sus bellos paisajes sería el final perfecto para este viaje inolvidable.

Dónde: Caserío San Lorenzo de Yarinacocha| Precio: entre 90 y 120 soles por día. ¿Verdad que esta travesía entre amigas es muy tentadora?

En Rumbo

Cómo llegar: Vía aérea: Una hora desde el aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Ya en el aeropuerto de Pucallpa hay diversas movilidades que lo llevarán hasta el centro de Pucallpa.

Dónde alojarse: Hotel Costa del Sol Pucallpa| Dirección: Av. San Martín N° 200 Dónde comer: Restaurante El Tuyuyo | Dirección: Jr. 3 de octubre N° 493

Fuente: larepublica.pe

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2017

NUEVO!!!!

Volver