Un nuevo sistema de telecabinas inauguradas este mes permite acceder con más facilidad a la fortaleza peruana de Kuélap, principal legado arquitectónico de la cultura Chachapoyas, popularmente distinguida como "la segunda Machu Picchu”. 

La fortaleza fue construida aproximadamente en el siglo XI por los chachapoyas en los Andes del noreste de Perú. Se los conocía también como los "guerreros del viento", por los bosques nubosos donde se desarrollaron entre los años 900 y 1470 de nuestra era, cuando fueron sometidos por los incas y luego por los españoles.

El conjunto arquitectónico de Kuélap se extiende a lo largo de casi 600 metros, delimitado por una muralla de casi 20 metros de altura, consignó ANSA.

Su compleja arquitectura interior revela el funcionamiento de una urbe bien organizada, con recintos administrativos para actividades religiosas y espacios ceremoniales. Contiene 505 ambientes distribuidos en diversos niveles y, en el área exterior, hay otras 198 edificaciones que suman en total 700 estructuras.

La ciudadela cuenta asimismo con un sofisticado sistema de caminos y drenajes de agua de lluvia mediante canales que recorren todo el complejo. El nuevo teleférico de Kuélap permitirá disfrutar ahora una experiencia diferente en la visita del lugar.

El sistema conecta la zona arqueológica con el distrito de Nuevo Tingo, ubicado también en la provincia de Luya.

Este transporte alternativo permite recorrer unos 32 kilómetros en 20 minutos, cuando anteriormente tenía una duración de cerca de 90 minutos.

El costo del servicio es de 20 soles (unos seis dólares). "El Sistema de Telecabinas de Kuélap impulsará al desarrollo turístico de Amazonas, propiciará la creación y mejoramiento de emprendimientos turísticos y otros relacionados con la actividad turística que contribuyan al desarrollo social y económico de la región", afirmó el ministro de Comercio Exterior y Turismo del Perú, Eduardo Ferreyros, el día de su inauguración.

En una primera etapa operarán 26 telecabinas con una capacidad de ocho pasajeros cada una.

Las visitas a la fortaleza de Kuélap se pueden combinar con recorridos que incluyan la imponente catarata de Gocta, una de las más alta del mundo (771 metros) en el distrito de Valera, rodeada de flora y fauna exótica. En el recorrido se puede apreciar al ave nacional del Perú: el gallito de las rocas.

Otro atractivo que se tiene que conocer son los Sarcófagos de Karajía, esculturas de más de dos metros de alto con un patrón funerario considerado único en el mundo.

Asimismo se encuentran las increíbles Cavernas de Quiocta, en el distrito de Lamud, con agujas calcáreas de diferentes formas y tamaños. En 2016 visitaron la Fortaleza de Kuélap un total de 56.010 personas (45.397 turistas nacionales y 10.613 extranjeros), un incremento del 54% en comparación con el año anterior.

Fuente: sunnytn.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver