Las cinco mejores de acuerdo con el ambiente, color del agua, tamaño de la franja de arena y los servicios que ofrecen

ALVARO MONTENEGRO

Venezuela es un país de playas, y el venezolano es playero por naturaleza. Dios nos presentó un país con playas paradisíacas donde todos somos felices, donde nos gusta ver y ser vistos, donde pasamos las mejores vacaciones y vivimos nuestros sueños, donde nos desconectamos de la realidad, donde compartimos el sol alegremente con lugareños y turistas, donde liberamos los yugos de la vida citadina.

Son playas ideales para exaltar y tonificar el alma, para amar aún más a su familia o a su pareja, para descubrir tesoros escondidos de la alegría, para ir y volver cada vez que esta vida tan bella nos lo permita. Como al viajar por Venezuela usted forzosamente tiene que pensar en playas como una opción, hoy le voy a recomendar las cinco mejores playas que puede conseguir, basado en criterios como: ambiente que se respira, color del agua, ancho y largo de la franja de arena, palmeras y vegetación, restaurantes y facilidades, además del tipo de personas que las visitan. Realmente hay muchas playas buenas en Venezuela, pero las mejores son:

Playa Medina, península de Paria

Esta playa es tan perfecta que parece retocada con photoshop. El bosque tupido de palmeras que desemboca en una bahía tranquila de aguas color esmeralda, con una franja de arena fina y ancha, le da un toque de perfección difícil de repetir. Sombreada y serena, Playa Medina es sin duda una de las playas más delicadas de Venezuela. Cuando la empresa de turismo francesa Club Mediterranée estuvo por nuestro país buscando dónde podía instalar alguno de sus establecimientos, escogió Playa Medina por la inigualable belleza natural que ofrece. La vista desde la carretera a lo alto, es quizás la más hermosa de una playa en Venezuela. La posada en un extremo de la costa invita a pasar unos días soñando con que el paraíso terrenal sí existe, y queda en Playa Medina.

Playa El Agua, en Margarita

Esta es la reina de las reinas en la isla. Playa El Agua es lo que llamamos una playa de tarjeta postal. Su franja de arena es muy larga y ancha. El color del mar es brillante, la hilera de palmeras que la bordea le da un toque delicioso, y ahora que tumbaron una cantidad de construcciones que afeaban el ambiente se ve mucho mejor. La gente que uno se encuentra allí es bonita y alegre. Esta playa es tan divina que se pasa todo el día allí, sin darse cuenta de cómo transcurre el tiempo. En fin, pese a que a veces no está tan a la moda, playa El Agua sigue siendo la mejor playa de Margarita y por algo es la preferida de los turistas extranjeros, así que no dudo un segundo en seguir clasificando a playa El Agua, como una de las cinco mejores playas de Venezuela.

Cayo de Agua, en Los Roques

Ésta fue escogida como una de las playas más bonitas del mundo. Queda a unos 45 minutos en peñero desde el Gran Roque, en el extremo sur oeste del archipiélago. Cayo de Agua, es el único sitio donde se consigue agua dulce natural en Los Roques. Una especie de esponja natural retiene el agua de lluvia que cae en el islote, y la guarda durante un buen tiempo. Los indios arahuacos, ocumaroides y valencioides se proveían de agua en este lugar, hace mil años, cuando venían desde tierra firme a buscar la carne seca de los botutos durante meses en el archipiélago, y se asentaban en el vecino cayo Dos Mosquises. Hay una especie de puente natural de arena blanca, entre las aguas transparentes que rodean a Cayo de Agua, que hace única a esta playa.

Playa Grande, en Choroní

Esta playa es preciosa y la más famosa de la zona de Choroní porque tiene una franja larguísima y muy ancha de arena fina bordeada de palmeras, bañada con aguas muy azules, de oleaje fuerte y constante. La mayoría de los visitantes se queda a la entrada de la bahía, porque hay unos kioscos que ofrecen la comida más fresca del mar, y además servicio de toldos, baños y duchas. Pero hacia el final de la playa, la vista mejora y se siente más naturaleza pura. Playa Grande es uno de esos lugares donde usted puede pasar todo un día tranquilo descansando a orillas del mar, dejando atrás el mundo cotidiano de trabajo y preocupaciones.

Cayo Sombrero, en Morrocoy

Éste es el cayo más concurrido de Morrocoy y el que más palmeras tiene. Eso lo convierte en un escenario playero mucho más agradable. Aquí usted encontrará arena blanquísima, y restaurantes donde puede comer un pescado fresco, o quedarse todo el día echado en una tumbona bajo un toldo de alquiler. Cayo Sombrero es el lugar más buscado del Parque Nacional Morrocoy, porque su playa es perfecta. Las aguas tranquilas de color azul intenso, hacen que las horas pasen en una forma especialmente agradable en este pedacito precioso de nuestras costas.

Fuente: eluniversal.com

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2018

NUEVO!!!!

Volver