Explorar las islas Galápagos a través de cruceros dejó de ser la principal alternativa que usan los visitantes. El turismo por tierra ha registrado un importante crecimiento en la última década, que incluso supera las visitas por cruceros que predominaron desde la década de los setenta hasta los dos mil.

Entre 2007 y 2016, el número de visitantes que participaron en giras terrestres pasó de 79.000 a 152.000, un aumento del 92%, según cifras del Parque Nacional Galápagos. En cambio, el turismo que se mueve en barcos cayó el 11%, al pasar de 82.000 a 73.000 personas en ese periodo.

Las cifras que revelan ese escenario cambiante en el archipiélago generan inquietud de la Asociación Internacional de Tour Operadores de Galápagos. Este grupo –que reúne a 35 operadores turísticos– expresó su preocupación por los posibles impactos que pueda traer a la vida silvestre del archipiélago el rápido crecimiento del turismo basado en tierra.

Y trasladó esa preocupación al Gobierno a través de una carta que en febrero pasado envió al ministro de Turismo, Enrique Ponce de León para pedir que regule más cuidadosamente este tipo de turismo.

Matt Kareus, director ejecutivo de la asociación, explicó al diario The New York Times que el turismo naviero es una industria más controlada porque el Gobierno de Ecuador ha puesto un límite a la cantidad de embarcaderos permitidos para la flota de cruceros a las Galápagos. Pero las normas para el turismo terrestre son “laxas y por eso este segmento de la industria turística está creciendo de manera peligrosamente rápida”, dijo.

El diario estadounidense señala que la asociación de operadores turísticos no quiere prohibir el turismo terrestre en las Galápagos, pero sí que se busquen mecanismos para controlar cuánta gente puede ir.

Especialistas en viajes de Galápagos y los lugareños dijeron al periódico estadounidense que el turismo terrestre está aumentando con rapidez porque la construcción de hoteles se disparó en las islas durante la década pasada.

Datos que recogió en el 2007 la Fundación Charles Darwin, que promueve la investigación de la vida silvestre, revelaron que en el 2006, las islas albergaban 65 hoteles. El año pasado, el Observatorio de Turismo de Galápagos registró 317.

Ese crecimiento de la oferta hotelera se refleja no solo en el segmento de lujo, sino también en el surgimiento de hospedajes de menos costo.

En los buscadores de hoteles, por ejemplo, se ofrecen hospedajes que van desde $ 25, algo que atrae a visitantes que optan por armar sus recorridos.

Este Diario solicitó ayer una versión al Ministerio de Turismo sobre este pedido hecho por la Asociación Internacional de Tour Operadores de Galápagos, pero se indicó que se preparaba una respuesta. Un asesor de la presidenta del Consejo de Gobierno de Galápagos indicó que habían pedido los descargos del tema al ministerio para poder pronunciarse sobre esto. (I)

Controles

Desde agosto próximo, el Consejo de Gobierno de Galápagos activará controles para el ingreso de extranjeros a Galápagos. A ellos se les exigirá que tengan un seguro de salud. Además, los visitantes deberán mostrar su tique de avión de regreso, el sitio en el que se van a hospedar o una carta invitación emitida por un residente en el archipiélago. 

Fuente: El Universo

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver