Sin duda alguna, la isla de San Andrés es uno de los destinos favoritos de los turistas cuando de elegir unas merecidas vacaciones se trata.

Localizada al noroeste de la costa de Colombia, sus atractivas playas convierten esta isla en todo un paraíso terrenal de grandes proporciones.

San Andrés hace parte de un archipiélago que se compone junto con la isla Providencia y Santa Catalina. Posee un hermoso mar de siete colores, sus paradisíacos paisajes y playas, la calidez y tranquilidad de la gente y su exquisita gastronomía a base de langosta, pargos, caracoles y cangrejos hacen de San Andrés un paraíso vacacional.

Junto con Kayak, el buscador de viajes líder en el mundo, les compartimos razones para visitar San Andrés y visitar esos destinos turísticos que siempre quiso conocer.

Mar de los 7 colores

Una maravilla natural y sorprendente, así podríamos describir esta belleza natural, donde el mar es protagonista de cualquier historia. Con sus tonalidades que combinan colores como el azul, celeste, turquesa, verde, aguas cristalinas y arena blanca, el mar se convierte en una piscina de la cual nadie se quiere salir.

Y es que solo basta con ver desde la ventanilla del avión la magia que ofrece la isla en un mar que alberga miles de peces coloridos y corales rebosantes de vida.

Alista tus maletas y programa tu viaje aquí

El clima

San Andrés ofrece un clima cálido durante el año, oscilando entre los 26° y 29° donde predominan las estaciones de verano e invierno. Y aunque los vientos ayudan a aliviar el calor, es normal que en épocas del año la brisa sople más fuerte que de costumbre. Sin embargo, la parte más despejada del año inicia a finales de noviembre con una duración de cuatro meses y medio. Los primero días de enero, la isla cuenta con un cielo más despejado y perfecto para organizar unas vacaciones inolvidables.

Un mundo submarino

Para los amantes del buceo y el snorkel, la isla de San Andrés, es el escenario perfecto para vivir una aventura inolvidable bajo el agua. Sus extensas barreras de corales y fondos marinos de sus bahías, se convierten en el atrayente perfecto para explorar un mundo bajo el agua.

Su gastronomía

Otra de las razones principales para visitar esta maravillosa isla es degustar los platos más típicos de la zona con toda la delicia del mar Caribe en cada bocado. Un viaje de la gastronomía sanandresana pasando desde las ensaladas de caracol hasta el Mince Fish que no puede faltar en la mesa.

Descanso a plenitud

La isla cuenta además de variados hoteles que se ajustan a todos los presupuestos. Lugares con vistas panorámicas para sentir el auténtico descanso en un verdadero paraíso terrenal con los mejores atardeceres que se pueden disfrutar durante la estancia.

Atractivos Turísticos

Y como si fuera poco, un recorrido por los destinos más recomendados entre los que se destacan:

- La Cueva de Morgan: Cuenta la leyenda que “El pirata Morgan" guardaba sus tesoros, al igual que los que le robaba a los españoles, en esta cueva, pero hasta el día de hoy no se han logrado encontrar”, algunos dicen que es posible que cuando se seque el agua dulce que se encuentra allí los tesoros salgan.

- Museo Casa de la Cultura Isleña: Se trata de una casa toda hecha en madera que ofrece una experiencia similar a un viaje en el tiempo. Construida para imitar con fidelidad la casa de tiempo de la colonia británica, recrea el estilo de vida en la isla hace unos siglos.

- El Hoyo Soplador: Un curioso fenómeno de la naturaleza por donde sale disparado un chorro de agua de varios metros de altura, en días de fuerte oleaje. Realmente no es un géiser, ya que no es un chorro de aguas termales, como las conocidas en Islandia, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Chile.

- Jardín Botánico de San Andrés: Un espacio de ocho hectáreas en el centro de la isla, en el que reina el aire fresco y puro, además de observar la flora que ha sobrevivido desde la era de los dinosaurios, hasta las plantas más evolucionadas que tienen asiento en este pedazo de las Antillas.

- La Laguna Big Pond: Es refugio de pájaros, babillas, cangrejos, palmas, mangos y otros árboles frutales típicos del trópico, lo que la hace un viaje obligado para los amantes de la naturaleza y los estudiosos de la biología.

Así que si aún no ha definido qué isla visitar en las próximas vacaciones, la isla de San Andrés es la respuesta, lugar ideal para el relax en sus playas y los paseos en contacto con la naturaleza.

Fuente: colombia.com

NUEVO!!!!

Volver