El proyecto del Parque Playa Brava, de 90 mil m2 y actualmente en ejecución, contempla tres etapas y $ 1.500 millones de inversión.

Cambiarle el rostro al borde costero de Iquique y ponerlo a la altura de las ciudades turísticas más importantes de América Latina. Sin achicarse. Ese es el objetivo de la intervención del paseo Playa Brava, en Iquique.

El proyecto contempla tres etapas y una inversión que supera los $ 1.500 millones, lo que lo convierte en una de las iniciativas más ambiciosas en cuanto a intervención urbana que desarrolla la Municipalidad de Iquique.

El alcalde, Mauricio Soria, explicó que “todo el diseño, la ingeniería y la construcción han sido desarrollados por personal de nuestra casa consistorial. Tenemos como política recuperar el borde costero, pues cumple una doble función: por un lado, apoyamos el turismo y damos espacio a la recreación de las familias; por otro, genera empleo para la gente de la zona”.

La autoridad comunal resaltó que la apuesta es contar con un borde costero “transparente que y la ciudadanía pueda disfrutar del mar. Ya hemos formulado una solicitud al Ministerio de Bienes Nacionales para recuperar otras zonas del borde costero, principalmente en el área conocida como Primeras Piedras, y continuar con esa iniciativa una vez que concluyamos los actuales trabajos de desarrollo”, dijo.

Momentos

Las obras del parque Playa Brava se ejecutan en tres etapas, que abarcan en total casi 90 mil metros cuadrados y tienen 3 km de extensión.

La primera fase ya está concluida, a la espera de la recepción final, y la segunda presenta casi 80% de avance. En el lugar se han instalado juegos, zonas de ejercicios, una cancha de hockey, camarines y servicios higiénicos. También piletas y un skate park, con circuitos especiales para que los niños puedan desplazarse en bicicleta sin riesgos. Incluso dispone de un tren eléctrico que ya está en operación. “Esperamos, con este rediseño, convertirlo en uno de los parques costeros más extensos de Chile”, enfatizan en la municipalidad.

Antes de fin de año debe estar finalizada la segunda parte del proyecto. La tercera fase contempla estacionamientos y un centro comercial.

“Es un lugar amplio, muy bonito, que te permite estar en contacto con el mar y disfrutarlo. Nos ha gustado mucho este sitio, sobre todo para practicar algo de deporte”, contó Celine Sanz, turista paraguaya.

Jaime Zárate, residente de Iquique, añadió que “me parece valioso que se invierta en el borde costero, sobre todo en Playa Brava. Había que recuperar este sector y está quedando bien, ayudará a fomentar el turismo”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, consideró que los trabajos han sido lentos. “Los iquiqueños en general, y nosotros, como Cámara de Comercio, hemos sido testigos del enorme atraso que ha tenido este proyecto municipal. Se ha hecho a goteras y se advierte una mala coordinación por los atrasos que estamos viendo”, argumentó.

Fuente: latercera.com

NUEVO!!!!

 

Volver