Grecia se ha puesto casi de moda. Sus ventas, desde luego, serán la noticia de la feria

En Egipto, donde no se recuperarán los mejores niveles del pasado, las cosas van bien

El 8 de marzo comienza la feria turística ITB, de Berlín, pulso del mercado turístico emisor más importante de Europa, Alemania. Este es el panorama que se encontrará quien visite la feria. En primer lugar, los alemanes siguen viajando con pasión y furor. Prácticamente todos los destinos van a más, con la excepción permanente de Turquía.

Este año, el clima no se compara con el de 2016: por entonces, los alemanes estaban recomponiendo urgentemente los planes, porque había habido atentados que desordenaron todas las reservas hechas. Este año, en cambio, todo está yendo más normal. Hay noticias muy buenas: Grecia se ha puesto casi de moda. Sus ventas, desde luego, serán la noticia de la feria. Pero también vienen noticias muy positivas de Egipto, donde no se recuperarán los mejores niveles del pasado, pero las cosas van bien. Túnez, que tras la matanza de la playa de Sousse había quedado excluida de los circuitos turísticos, reaparece.

En cambio, los temores en torno a Turquía se mantienen. Los medios especializados alemanes publican que TUI tiene en estos momentos un aumento del 4 por ciento en sus reservas para el verano, cifra idéntica al aumento de negocio que tuvo este invierno. Thomas Cook tiene un aumento del 9 por ciento para el verano, y dice que en estas fechas ya ha vendido el 31 por ciento de su cartera de productos. Cierto que Turquía va mal, pero parece que Grecia está siendo capaz de absorber la demanda que Turquía no tiene. El año en Grecia es especialmente bueno. Más del doble del año pasado, en muchos casos.

Estados Unidos, pese al efecto negativo indudable de la llegada de Donald Trump, parece que se comporta normalmente de cara al verano. Las ventas no van mal. Por meses, enero ha sido un mal mes en ventas, incluso pese a que noviembre y diciembre, la compra más tempranera, había crecido. Pero enero, no.

Hay algunas conductas impredecibles en cuanto a las compras anticipadas, porque el año pasado fue un año anormal. La recolocación urgente de viajeros debido a la inestabilidad política y la violencia en algunos países generó excesos de demanda y encarecimientos en algunos destinos que este año podrían influir en que los clientes compren antes, pensando en ahorrarse los sobreprecios del final. Por eso, los analistas piden cautela en este sentido.

Fuente: Preferente.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver