El Dakar marca el inicio de un año protagonizado por varios eventos internacionales, como Los Panamericanos, el Mundial Sub 17 y la final de la Copa Sudamericana. Se espera que impulsen al turismo y lo hagan crecer un 10%. 

Arrancó el Dakar y la expectativa es alta en el sector turismo. Más allá de las cifras –se estima, como mínimo, un impacto de US$300 millones en la promoción mundial de los destinos peruanos– el empresariado ligado a la industria de los viajes espera que la difusión de nuestra imagen país que provoque el evento sea lo suficientemente potente para impulsar parte del crecimiento este año, un año que será clave, pues marca un replanteamiento de las proyecciones para el Bicentenario.

De los siete millones de turistas internacionales que propuso Pedro Pablo Kuczynski (en el 2017) a los 5,6 millones, la previsión actual, más realista.

Perú será la única sede del Dakar este 2019, a diferencia de las otras veces que participó como anfitrión (en el 2012, 2013 y 2018). Deberíamos esperar un retorno mayor, ¿no?

Sí, aparte de los US$300 millones en difusión que ha calculado el organizador ASO (Amaury Sport Organisation, por sus siglas en francés), el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) ya ha proyectado que se generarán más de US$100 millones por el turismo nacional e internacional que se movilice antes, durante y después del evento. De hecho, como sabes, ya los equipos de los participantes están en el país desde hace algunos días, lo cual ya está generando ingresos.

Sin embargo, hace algunos meses había varias dudas sobre si ratificar a ASO que seríamos sede este año. Y lo cierto es que Bolivia y Argentina se bajaron del coche, por decirlo en términos deportivos.

Desconozco las razones por las que los otros países declinaron de participar este año, no te podría responder por ellos. Lo que sí te puedo decir es que para nosotros es muy positivo, porque estamos vendiendo nuestros destinos en todo el globo: entiendo que canales internacionales de 120 países transmiten la competencia. Son 5.000 kilómetros de recorrido entre Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna; los que estarán en los ojos de todo el mundo. Es una gran oportunidad, dado que se nos conoce más por el Cusco que por nuestros desiertos y playas.

Algunos de estos lugares ya han albergado a la competencia antes, como Lima o Ica. Pero, ¿ha visto si se han preparado las ciudades por las que pasará el Dakar por primera vez?

Sí, hay un trabajo que ha venido haciendo Prom-Perú para implementar productos turísticos en estos nuevos ‘pasos’ del Dakar. En Ilo, por ejemplo, se desarrollará una edición de la feria gastronómica Perú Mucho Gusto. Los hoteles también se han preparado, sé que la ocupación está al 100% en la mayoría de estas ciudades, independientemente de su tamaño.

Así las cosas, ¿cuánto aportará el Dakar a las metas del turismo este año?

Su aporte es más cualitativo que cuantitativo. El Dakar ayuda más en la difusión de nuestros destinos y marcas, de nuestra imagen como país a nivel internacional, que en cantidad de turistas. Si quieres verlo desde esa perspectiva (cuantitativa), el evento más importante del año será Los Panamericanos. Estamos hablando de unos 50 mil viajeros que movilizará esta competencia, que es la más importante para las Américas después de las olimpiadas.

Este 2019 tendremos el Dakar, los Panamericanos, el Mundial Sub 17 y la final de la Copa Sudamericana. Con todo eso, ¿llegaremos a los 4,8 millones de turistas internacionales hasta diciembre, como ha proyectado el Mincetur?

Ojalá. El objetivo del Mincetur es crecer 10% este año, me parece que es una meta alcanzable, pero en el consolidado debemos disgregar el porcentaje de venezolanos que está ingresando al país como turista, ya que la mayoría de ellos llega para trabajar.

El Mincetur ha hecho énfasis en el potencial de los mercados asiáticos, como Japón y China, pero sus aportes en número de turistas todavía es bajo.

Debido a la baja conectividad, los mercados del Asia no son tan importantes, todavía. Eso de la noche a la mañana no va a crecer, pero hay que trabajar en ello porque, efectivamente, tienen mucho potencial. No solo estoy pensando en Japón y China, sino en Corea, Taiwán y Australia.

Para acercarnos a ellos es importante trabajar en conjunto con nuestros aliados de la Alianza del Pacífico, ofreciendo nuestros atractivos en el Asia como un bloque. Por ejemplo, ya llegan vuelos desde Taiwán a México; y desde ahí es más fácil extender una conexión al Perú.

Ya que toca el tema de la conectividad, este año el mercado aerocomercial estará muy activo a nivel doméstico. Llegará Sky y Viva ampliará su red de rutas. Ambas son ‘low cost’, lo que sugiere que tendremos más competencia por precio.

Puede ser, pero yo te diría que, más que una guerra de tarifas, lo que veo es que las ‘low cost’ incorporarán a parte del público que viaja en los buses. Si un pasajero debe escoger entre un avión que hace en 40 minutos lo que un bus hace en ocho horas, y el precio no hace gran diferencia, entonces va a tomar el avión. Eso hará crecer el mercado.

Fuente: elcomercio.pe

WTM Latin America 2019

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver