Conforme los empleados se acostumbran a lugares de trabajo cambiantes, sin que la antigüedad en una firma sea el objetivo y considerando el desarrollo de una cartera de competencias como algo más importante, los gerentes que puedan ofrecer oportunidades de aprendizaje serán cada vez más solicitados.

Dado que comencé mi carrera profesional como profesor de preparatoria, he seguido consiguiendo éxito cuando recurro a mi estilo pedagógico para dirigir a mis equipos de trabajo.

Al analizar la manera en que he gestionado mis casos y proyectos, encuentro que hay tres rasgos que todos los buenos maestros comparten y que los gerentes de cualquier ámbito pueden aprender:

1. PLANTEA OBJETIVOS Y EXPLÍCALOS CON CLARIDAD

Cada año, un maestro debe desarrollar un plan para establecer en qué nivel estarán sus alumnos al final del año y los pasos concretos para llegar ahí. Ocurre lo mismo en una empresa: necesitas definir metas claramente estructuradas que sirvan para cumplir una misión más amplia.

Así como es responsabilidad del gerente comunicar los objetivos de la empresa con claridad, también es obligación del jefe escuchar las metas personales de los empleados y, si estas se alinean con la misión general, apoyarlas e impulsar el desarrollo de las habilidades necesarias para alcanzar dichas metas compartidas.

2. IDENTIFICA Y DESARROLLA LAS HABILIDADES DE TU EQUIPO

La capacidad de entender e impulsar habilidades es la base de la enseñanza eficaz y un elemento clave de la responsabilidad gerencial. Una gerente no puede dirigir a un equipo, si no sabe qué habilidades se requieren para cumplir cierta meta o si no conoce las aptitudes del equipo.

Es crucial que hables con tu equipo acerca de las habilidades y el conocimiento que se requieren para alcanzar el éxito y que comprendas, mediante pláticas o experiencia previa, qué aptitudes tiene el equipo y cuáles necesita desarrollar.

También es importante que, si los empleados quieren desarrollar su propia cartera de competencias, te asegures de que tengan oportunidades para hacerlo.

3. CREA OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO

Cuando una empleada dice que está buscando a un gerente de quien pueda aprender, lo que está expresando implícitamente es que valora las oportunidades de crecimiento.

Nadie quiere sentirse estancado o que no está logrando nada de provecho. Los buenos maestros, y los líderes eficaces, ayudan a sus subalternos a crecer ofreciéndoles crítica constructiva y eficaz, y fomentando una mentalidad de crecimiento.

*Autor: Daniel Dobrygowski es el encargado de manejo empresarial y políticas en el Centro para la Ciberseguridad del Foro Económico Mundial. Jbf

Fuente: Dinero

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver