¿Qué pasa si no sé responder? ¿Y si tengo un opositor en la sala? Son algunos de los "fantasmas" que aquejan a oradores inexpertos. Cómo superar los miedos

Por Daniel Colombo*

¿Las personas me harán preguntas? ¿Qué pasa si no sé responder? ¿Y si tengo un opositor en la sala?

Estos son algunos de los fantasmas que suelen aparecer, porque una de las mayores preocupaciones de los nuevos oradores no saber qué responder ante las preguntas del público. Esto implicaría quedar como poco profesionaleso faltos de preparación.

Sin embargo, no es necesario que seas una enciclopedia abierta y sepas de todo; aunque sí se espera que tengas un gran conocimiento sobre tu tema específico.

Aquí van diez trucos profesionales para el momento de las preguntas:

1. Determina de antemano cómo tomarás preguntas.

Puedes hacerlo durante la presentación. En este caso, pideal público que levante la mano y tú irás concediendo lapalabra. Si una persona pregunta y pregunta y el resto delgrupo no lo hace, es conveniente que digas suavemente: "En un momento estaré con usted", y dejes pasar el impulsode dicha persona. Es altamente probable que a lospocos minutos no recuerde qué iba a consultarte.

2. Indica claramente cómo tomarás preguntas.

Si lo harás al final, solicita que escriban las dudas y explica que, sobre la conclusión, habrá un tiempo asignado para responder algunas de ellas. Te puede interesar "O sos madre o sos profesional": una campaña muestra las caras reales detrás de la brecha de género Puedes seleccionar algunas consultas e, incluso, tener algunas preguntas previamentearmadas en tu cabeza y leerlas, como si fuesen del público, comenzando por responder estas.

3. Sintetiza las respuestas.

No te vayas por las ramas. Directo al punto es lo mejor; de paso, no cometerás errores.

4. Agrupa preguntas parecidas.

Esta es otra técnica muy efectiva para optimizar tiempos y recursos. Indica que hay varias consultas similares sobre tal aspecto y respóndelas todas de una vez. Puedes agregar pequeños matices, si las consultas así lo imponen.

5. Presta atención a la dispersión del público.

Muchas personas se dispersan y no escuchan tus respuestas. Es posible que tú hayas respondido alguna pregunta anteriormente. Por lo cual, indica claramente: "Eso ya fuerespondido recién. Siguiente pregunta por favor...".

6. Usa un lenguaje apropiado para todo el grupo.

Te puede interesar Metodologías ágiles, la nueva forma de trabajar en equipo Independientemente del tenor de la consulta, que podríavenir en una jerga específica, tu misión es ser un excelente comunicador de ideas y conceptos para abarcar a todo el público. Por lo cual, no utilices un lenguaje hermético o selectivo, solo para responder a esa persona en particular.

7. Haz foco en lo que te preguntan.

No te disperses con las respuestas. No agregues información adicional, excepto que consideres que es de fundamental importancia.

8. Si nadie pregunta, dispara tú una primera consulta.

Puedes argumentar que, durante el receso, un participantese acercó con una inquietud sobre determinado aspecto y, de esta forma, introduces el bloque de preguntas y respuestas. Otra técnica, si no hay consultas en el auditorio,es que distribuyas entre los asistentes y colaboradores tres o cuatro preguntas y les pidas que las formulen.

9. No inventes respuestas.

Si no sabes, comprométete a averiguar y dar una devolución en determinado tiempo.

10. Antes del final, anticipa al público.

"Estas serán las dos últimas preguntas", puedes decir. De esta forma, harás que el grupo seleccione las dos que consideren más relevantes. * Daniel Colombo, facilitador y Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; comunicador profesional y autor de 21 libros.

Fuente: iProfesional

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver