El imponente hotel fue diseñado por el yerno de Charles Garnier, Henri Blondel y estaba destinado a ser uno de lo más lujosos de París. Su arquitectura es cautivadora y permite acceder fácilmente a los numerosos sitios culturales y barrios de negocios de una ciudad que parece diseñada para el disfrute del viajero. Sus calles, plazas, edificios, jardines y monumentos parecen ideados para que cualquier persona que visite París desee volver.

Durante décadas fue considerado como el hotel más grande de París con 428 habitaciones, y que en su momento en su momento los Grandes Duques rusos habitualmente se quedaban allí principalmente porque ofrecía una vista magnífica sobre el jardín de las Tuileries y la torre Eiffel, siendo esta el principal atractivo turístico de Francia. A su vez se encuentra ubicado cerca del museo Louvre, cuna del arte y el más visitado del mundo, que pone la ciudad de París a sus pies y le invita a explorar y a extender su horizonte.

Situado en el primer distrito, el hotel está sólo a unos pasos de la plaza Vendôme, de la plaza de la Concorde y de la elegante calle del Faubourg-Saint-Honoré con sus innumerables tiendas departamentales y boutiques de alta costura, símbolos icónicos de la capital mundial de la moda.

The Westin Paris-Vendôme cuenta con un personal altamente capacitado, en su mayoría políglotas los cuales brindan una atención de 24 horas que le ayudarán a aclimatarse a la palpitante ciudad de las luces.

El patio central, La Terrasse, es el marco ideal para un restaurante de exterior, y sirve como anfitriona para la degustación de las técnicas tradicionales y fusiones modernas de la cocina francesa. 

El First, es un diseño de Jacques García y es considerado como un restaurante intimista de París que le invita a descubrir los sabores contemporáneos y refinados de una cocina auténtica e inventiva.

El primer spa Six Senses de París dispone de salas de cuidados originales, con toques referenciales de la cultura asiática para el disfrute de sus visitantes, la cual está destinada a revitalizar a sus huéspedes y a eliminar el estrés.

El spa tiene un impresionante jardín suspendido sobre dos pisos, imaginado por Patrick Blanc para estimular los sentidos y recordar la belleza salvaje de la naturaleza a los citadinos.

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver