Los alojamientos sostenibles se abren camino en las preferencias de viajeros de todo el mundo

Marce Redondo

La disminución de los recursos naturales, el aumento de la contaminación y la destrucción del entorno son una realidad cada vez más palpable que, poco a poco, va despertando la conciencia social y, con ello, crece la demanda de todo tipo de productos y servicios medioambientalmente sostenibles. Y los hoteles que aplican criterios ecológicos en su gestión son cada vez más apreciados. Se trata de viajar de forma responsable respetando la madre naturaleza.

Los clientes de establecimientos ecofriendly suelen tener un perfil muy definido, no les importa pagar más en un hotel calificado como sostenible si tienen garantía de que contribuye a eliminar servicios que contaminan, minimiza el impacto ambiental de su actividad y ahorra recursos sin que disminuya la calidad del servicio.

Un estudio reciente de Booking.com refleja que en 2017 un tercio de los viajeros escogerá destinos más ecofriendly que en 2016, que el 39% se muestra interesado en probar un ecotour, y que el 79% considera importante reservar un hotel que aplique prácticas ecológicas.

Hay alojamientos respetuosos con su entorno para todos los gustos, colores y bolsillos, de lujo, rústicos… Es una tendencia en todo el mundo de la que Fitur se ha hecho eco este año con una oferta amplia y especializada acorde con el creciente interés de los viajeros.

El pionero Costa Rica, un país pionero en el turismo sostenible, su seña de identidad, cuenta con un gran número de hoteles ecológicos. El país caribeño otorga el Certificado para la Sostenibilidad Turística (CST) a los alojamientos que garanticen el buen uso de los recursos naturales. El máximo nivel que puede obtener un hotel es cinco.

Enclavado en la península de Osa, el Luna Lodge emerge rodeado de una naturaleza exuberante. Los huéspedes pueden pasear tranquilamente por las instalaciones con la posibilidad de cruzarse con la fauna de la zona o practicar alguna de las numerosas actividades que ofrece como sesiones de yoga o masajes reparadores. Este hotel es miembro activo de varias asociaciones que trabajan en beneficio de la comunidad y tiene nivel cinco.

También en Costa Rica, pero en Nosara, en la península de Nicoya, el Lagarta Lodge, situado en la idílica costa del Pacífico, entre dos ríos, con playas y bosques en los alrededores, tiene su propia reserva natural con magníficos manglares.

Para este hotel, que pone su énfasis en la naturaleza, la sostenibilidad y la responsabilidad social son elementos clave de su filosofía. Tiene cinco niveles de CST y el compromiso de apoyar con un porcentaje de los ingresos por alojamiento proyectos de educación y conservación en Costa Rica.

Un capricho en Zanzíbar

En el continente africano tiene The Residence Zanzíbar, situado en el suroeste de la isla tanzana, en una impresionante playa de más de un kilómetro de longitud de arenas blancas, flanqueadas por palmeras y las cálidas aguas del Océano Índico. Este lujoso complejo es el único miembro de The Leading Hotels of the World de Tanzania. Cuenta con 66 lujosas villas decoradas con muebles de estilo colonial con porche y piscina privada. Un capricho sostenible.

El secreto de Krabi

Krabi es una joya oculta en el mar de Andamán, en Tailandia. Aquí se encuentra el hotel Rayavadee al borde del Parque Nacional Marino, entre jardines, cocoteros y un mar de aguas turquesa. En este entorno especial, el hotel ha aplicado desde su apertura un ambicioso programa de sostenibilidad. Aunque por su aislamiento podría parecer un lugar secreto, su restaurante es uno de los más famosos de Tailandia. El Grotto (la gruta) está construido dentro de una antigua cueva que le da una perspectiva muy especial para disfrutar del crepúsculo.

Y en España…

Hay muchas posibilidades. Por ejemplo, en Mallorca, en la falda de la sierra de Tramontana se encuentra el Monnaber Nou Eco Hotel & Spa, un hotel familiar que ha sido renovado para ofrecer a sus huéspedes una confortable estadía en plena naturaleza: rutas cicloturísticas que cruzan la isla de norte (Pollença) a sur (Andraitx), tratamientos de belleza en el spa, caminatas por el Ses Font Ufanes, una fuente con afloramientos intermitentes que ha sido declarado monumento natural…

Fuente: Cinco Días

Volver al boletín

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2017

NUEVO!!!!

Volver