En plena Semana Santa, una de las fechas religiosas más emotivas y una cita ineludible para todos los enamorados de las tradiciones y la cultura. Es imprescindible viajar a Portugal en estas fechas, una de las más ricas en tradiciones que se conoce, y aunque tiene sus raíces en varias culturas, con el tiempo ha creado rituales propios cuyo verdadero significado es la unión de la familia, los amigos y la comunidad. También tiene diversas costumbres gastronómicas arraigadas como son “el guiso de cordero” y las “arrufadas”, perfectos para terminar con el ayuno de Cuaresma.

La Semana Santa en Portugal aflora los sentimientos de todos aquellos que quieran admirarla. Con las fiestas más importantes y conocidas de Portugal, encontramos la bonita ciudad de Braga. Esta localidad cuenta con con la “Procesión del Ecce Homo”, una de las más famosas del país, que es dirigida por los “Farricocos” e iluminada cuidadosamente con hogueras en las calles, en la noche dle Viernes Santo.

El Castillo de la Villa medieval de Óbidos se hace testigo de la peculiar Semana Santa que viven sus gentes. Llena de procesiones, sus calles acogen la famosa procesión “Senhor Jesus dos Passos” y el solemne “Enterro do Senhor”, que se celebra a la luz de las antorchas.

Más al sur, la visita obligada es Castelo da Vide, un pequeño pueblo del Alentejo, con una bellísima ciudadela medieval cargada de edificios históricos que reflejan la importancia que esta localidad llegó a tener.

El gran asentamiento judío que hubo en esta localidad se traduce no sólo en sus emblemáticas juderías, sino en sus celebraciones religiosas. Así, la Semana Santa de Castelo da Vide cuenta con importantes reminiscencias de las tradiciones judías. Así, el Sábado Santo recuerda a la celebración judía del Yom Kipur, ya que los pastores con sus rebaños invaden el centro del pueblo para ser bendecidos, y en la Vigilia Pascual la gente se acerca en secreto a pedir perdón por sus faltas. Además, se pone fin a la misa a ritmo de cencerros y campanadas acompañando el Cortejo del Aleluya.

Volviendo a la Región Norte, con un toque menos religioso pero muy cultural, sin duda la cita obligada de este año es Guimaraes, que junto con la eslovena Maribor, es este año Capital Europea de la Cultura. Así, esta pintoresca ciudad conocida como “la cuna de Portugal” cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ofrece una agenda culural imparable a lo largo de todo el año.

Fuente: Hacemos Turismo

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver