Airbnb ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para retirar de su plataforma los anuncios relacionados con inmuebles que no cuenten con la certificación necesaria para funcionar como alojamiento turístico, tal y como establece la legislación local. 

El consistorio, que aún mantiene una multa de 600.00 euros sobre Airbnb y ha amenazado en varias ocasiones con nuevas sanciones si se mantenía la actitud poco colaborativa de la compañía de economía colaborativa, ha celebrado esta decisión como un punto de inflexión en la actitud de la firma, aunque permanecerá vigilante para comprobar que se cumple el acuerdo y no se falsean números de licencia.

Tan pronto como la próxima semana, el Ayuntamiento de Barcelona proporcionará a Airbnb un primer listado de apartamentos ilegales que la plataforma deberá retirar de su web.

Desde la llegada del gobierno de Ada Colau al consistorio, la lucha contra la proliferación turística y el ascenso de los precios del alquiler en la ciudad ha sido uno de los principales caballos de batalla de la nueva alcaldesa, siendo plataformas como Airbnb y HomeAway el mayor foco de vigilancia.

Airbnb ha mostrado en numerosas ocasiones su deseo de colaborar con las administraciones locales y, particularmente en el caso de Barcelona, la ciudad donde ha encontrado más trabas, cuenta ahora con una nueva oportunidad para mantener sus operaciones dentro del marco legal.

Fuente: smarttravel.news

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver