El brote de turismofobia, el desafío a la sostenibilidad de Airbnb, la crisis en Cataluña, el fallecimiento de Pablo Piñero, las quiebras de Monarch y Air Berlin, así como la convulsión en Globalia, las compras de Ávoris y Hotelbeds, o el órdago a Amadeus y la ofensiva de Barceló por NH han marcado al Turismo español en 2017, como compila un año más preferente.com, el digital turístico líder.

-Máxima expresión de la turismofobia en España. 

El Turismo se convirtió en Barcelona en la primera preocupación ciudadana, y convirtió al tema en asunto de Estado. Un brote turismofóbico eclipsó las vacaciones de muchos turistas en España este verano. Una de las primeras acciones vandálicas en contra del turismo ocurrió en Barcelona el 1 de mayo cuando unos radicales de Arran, la organización juvenil ligada a la CUP, asaltaron varios hoteles. Tras este acto, sucedieron otros similares que se extendieron por Barcelona, Palma, Bilbao y San Sebastián, todos encabezados por las juventudes más radicales de los partidos extremistas de Cataluña, Baleares o el País Vasco.

-Una Airbnb que desafía constantemente la Ley.

Las molestias sociales por el Turismo se disparan ante los efectos nada sostenibles que Airbnb provoca en el aumento del precio de la vivienda y su nula contribución a la redistribución de la riqueza al no generar empleo y apenas pagar impuestos. Así, el alquiler vacacional ilegal sigue dando dolores de cabeza a plataformas como Airbnb, que tuvo que retirar de su web, en pleno mes de agosto, más de un millar de pisos ilegales por exigencia del Ayuntamiento de Barcelona. En Baleares, la plataforma sigue haciendo caso omiso de la nueva Ley de alquiler turístico que entró en vigor en agosto, ya que continúa publicando anuncios de viviendas turísticas sin licencia, lo que ha suscitado que el Gobierno balear le abra un expediente sancionador. A nivel nacional, Hacienda anunció el endurecimiento de los controles sobre las plataformas de alquiler vacacional a las que les exige una declaración informativa con datos de los titulares de las viviendas; a lo que Airbnb también respondió con una negativa, escudándose en la directiva comunitaria de protección de datos, aunque la sentencia europea contra Uber abre la puerta a poner el freno a su negocio.

-Cataluña, golpeada por el terrorismo y la crisis independentista.

El 17 de agosto Barcelona fue brutalmente atacada por el terrorismo en un atentado en el pulmón turístico de la ciudad: Las Ramblas. El sector turístico condenó los hechos apelando a la calma y a la solidez de España como destino seguro, destacando unos días después que el turismo no se vería profundamente afectado. Apenas recuperándose de este golpe, el 27 de octubre, los partidos políticos independentistas catalanes proclamaban en el Parlament la independencia unilateral de España, una decisión que tuvo que ver en reacciones como la fuga de miles empresas entre ellas, las turísticas Edreams, Volotea, Airpirineus, Peber S. L., sociedad de Stay BCN, Alciel Hotels y Hotusa, la mayor hotelera catalana, en medio de una importante caída de reservas en la región.

-Fallece Pablo Piñero, uno de los grandes líderes de la industria.

El Turismo se vistió de luto el pasado septiembre con el fallecimiento de uno de sus grandes líderes históricos, Pablo Piñero, impulsor de la mayor hotelera en Dominicana y una de las cadenas más rentables de todo el mundo en el negocio de los ‘resorts’ gracias a sus marcas Bahía Príncipe, así como uno de los más fieles defensores de las agencias con su mayorista Soltour.

-Colapso de las aerolíneas vacacionales al quebrar Air Berlin y Monarch.

Los cierres de la segunda mayor aerolínea alemana y de la quinta mayor británica y la más antigua de ese país asestan un golpe al modelo histórico de operación aérea chárter para destinos vacacionales, ante el auge imparable de las ‘low cost’ en este nicho, especialmente Ryanair, Easyjet, Jet2 y Eurowings.

-Convulsión en Globalia.

El mayor grupo turístico vertical de España vuelve a vivir un año lleno de sobresaltos, con multitud de dimisiones y despidos en sus áreas clave como las de Pedro Serrahima, Chema Hoyos, Mateo Marí o David Ballesteros, además de la de Juan Antonio Hidalgo, cuyo padre anuncia que pone a la venta su 9 por ciento de acciones del grupo, aunque lo más relevante fue la entrada del Banco Santander como propietario del 10 por ciento del conglomerado tras absorber al Banco Popular, pero sobre todo como tenedor del grueso de su deuda que le ha llevado a ejercer un creciente control en el día a día, mientras el grupo se aligera vendiendo unidades como Halcón Portugal o la marca Latitudes, y tienn que afrontar la multa por defraudar con el descuento de residente.

-Salto en el crecimiento de Ávoris.

La división de viajes de Barceló, denominada Ávoris desde el mes de septiembre y capitaneada por Gabriel Subías, acentuó su crecimiento al hacerse global abriendo oficinas en Shanghái y Miami, mientras abrió la OTA Iberojet y cerró la compra a Globalia de la marca Latitudes y de Halcón Viajes en Portugal, experimentando un gran crecimiento en su área de touroperadores gracias a las adquisiciones tiempo atrás de Special Tours y de Catai.

-Órdago de las aerolíneas contra Amadeus.

El GDS afrontó este 2017 el mayor órdago de su historia ante el plan de sus principales proveedores de montarle un producto sustitutivo para quedarse ellas el grueso de los márgenes que ahora venía disfrutando sobre todo la empresa tecnológica española, que se ha mostrado atemorizada ante ello y ha tenido que tomar medidas que suponen un viraje estratégico como impulsar la venta hotelera.

-Nuevos jefes para las grandes redes.

Las dos mayores agencias españolas, Halcón Viajes y Viajes El Corte Inglés, coincidieron este año en cambiar a sus personas clave, en el caso de la red de Globalia por la salida de Chema Hoyos, que les llevó a estar toda la temporada alta sin director general, hasta que en otoño fue nombrada Carmen López Pintor, mientras que en la agencia propiedad de los grandes almacenes, Miguel Ángel de la Mata fue ascendido a subdirector general ya que su jefe inmediato, Jesús Nuño de la Rosa, fue nombrado CEO de todo el grupo El Corte Inglés.

-Hotelbeds amplía su cuota comprando a sus rivales.

El grupo que preside Joan Vilá, tras ser adquirido por Cinven y CPPB, se mostró muy agresivo en el crecimiento inorgánico y compró a sus dos máximos rivales, GTA y Tourico, aunque ello le supuso disparar su deuda ya que ambas operaciones se financiaron mediante el método conocido como LBO por sus siglas en inglés.

-El ‘low cost’ de largo radio desembarca en España.

En marzo nacía Level, la nueva marca ‘low cost’ de IAG para vuelos de largo radio desde El Prat. El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, reveló el día de su presentación que su objetivo no es solo crear esta nueva marca, sino que Level con el tiempo llegue a ser una aerolínea independiente dentro del holding. Además, Norwegian, pese a sus pérdidas, también abría este tipo de operación en Barcelona y anunciaba su intención para desde el próximo julio también hacerlo desde Madrid hacia América.

-“Locura” de Riu con la mayor compra inmobiliaria de siempre en Madrid.

La cadena hotelera Riu protagonizó la mayor compra de un edificio hotelero en la capital de España. Pagó al grupo Baraka 272 millones de euros por el Edificio España que tras una ardua remodelación, convertirá en su primer hotel urbano en España. Será un establecimiento de cuatro estrellas con 650 habitaciones con el que la cadena pretende entrar en un segmento que desconocen, como es el de las megaconvenciones, mientras su dueña admitió que no sabía si habían cometido una “locura” con esta apuesta.

-Ofensiva de Barceló por fusionar a NH.

La oferta del conglomerado mallorquín de la familia Barceló por integrar a la mayor cadena urbana española concentró el foco de atención de la industria, ya que de concretarse la operación daría lugar a un gigante que sería el tercer grupo europeo tras Accor e IHG, después de que el Grupo que copreside Simón Pedro Barceló concluyera la integración del operador estadounidense Crestline.

-Huracanes en el Caribe.

Los grandes ‘resorts’ caribeños sufrieron por la embestida de fenómenos meteorológicos, sobre todo el Irma en Cuba, que obligó a cerrar destinos como los Cayos, mientras un ‘warning’ de Estados Unidos sobre México provocó una ralentización del crecimiento que se venía experimentando en Riviera Maya y Cancún, mientras Punta Cana siguió su tendencia alcista.

-Caos en la conselleria balear de Turismo.

Una de las imágenes de mayor esperpento en el Turismo durante 2017 fue la oleada de dimisiones en el área de Turismo del Gobierno balear, desde su conseller y vicepresidente, Biel Barceló, por viajar gratis gracias a Globalia, y de sus dos más cercanos colaboradores, la directora general de Turismo y el jefe de la agencia de promoción, mientras el Ejecutivo regional captó la atención por sus ataques contra la libertad de expresión de los más insignes creadores de riqueza del Archipiélago.

Fuente: Preferente.com

 

Volver al Boletín

NUEVO!!!!

Volver