Febrero registra el tercer mes consecutivo en que disminuye la llegada de turistas del Reino Unido en vuelos de bajo coste

El fantasma del “brexit” se agita en el invierno español. Si bien los turistas británicos continúan como el principal colectivo de visitantes, los hosteleros y turoperadores están en alerta por el freno de sus llegadas.

Los vuelos desde el Reino Unido en aerolíneas de bajo coste ha bajado el 1,1% en febrero, y este fue el tercer mes consecutivo que registró una caída en la llegada de británicos en este tipo de vuelos.

El Reino Unido, junto con Dinamarca, es el único mercado emisor que ha disminuido el número de vuelos low cost a España en lo que va de 2018.

Fuerte competencia desde el Mediterráneo oriental

En enero, el crecimiento de los visitantes del Reino Unido fue de apenas el 0,2%, mientras que en enero de 2017 su presencia había aumentado un 15%.

El resurgimiento de Oriente Medio, sobre todo de los resorts ‘todo incluido’ y de Túnez, Egipto y Turquía desestabilizan la oferta de sol y playa de comunidades como Andalucía, Cataluña, Canarias y Baleares, que aprovechan el descenso de la temporada para captar turistas del norte de Europa.

El punto es que los hoteles, restaurante y operadores locales no pueden competir contra los precios ultra bajos que ofrecen en la costa sur del Mediterráneo, donde se llega ofrecer estancias en hoteles cinco estrellas por 30 euros.

Crece la llegada de alemanes

Mientras que los británicos ralentizan sus llegadas, los alemanes son el colectivo que más crece en los vuelos low cost a España, con un incremento del 43,2%, al totalizar 695.036 pasajeros.

Le siguen los italianos, con con 683.997 pasajeros, un 13,2 % más que en el mismo periodo del año pasado.

Liderazgo low cost de El Prat

En toda España los vuelos de bajo coste aumentaron un 12,7% hasta febrero, donde El Prat capitalizó la mayor cantidad de pasajeros, con 1,4 millones de usuarios (+10%).

El mayor incremento relativo fue de los aeropuertos de las Islas Baleares, con un 59,8 % más de viajeros más que en el primer bimestre de 2017, impulsado por la suavidad de su clima invernal comparado con otros puntos de España.

De hecho, el aeropuerto de Palma de Mallorca fue el que registró un mayor aumento del país, un 66,2% más.

Las aerolíneas tradicionales ralentizan su marcha

El crecimiento del tráfico de pasajeros internacionales en vuelos de bajo coste fue del 11,5%, mientras que las aerolíneas tradicionales se han estancado con un exiguo aumento del 0,3%. 

Entre Ryanair, Easyjet y Vueling concentraron el 35,6 % del total del flujo aéreo de pasajeros en España.

Fuente: Cerodosbe

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver