Una situación razonablemente optimista es la que viven las agencias de viaje en España tras haber sufrido años de reveses en una coyuntura económica difícil. Esta es la principal conclusión del segundo ‘Informe estratégico de las agencias de viajes’ que han llevado a cabo Amadeus España y ACAVe (Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas).

Por Silvia Rodríguez. Ilustración: Ángel Sirvent 

Las ventas del 56% de las agencias han aumentado en el último año y, además, dos de cada tres tienen una visión positiva de sus ventas para el próximo lustro. Este dato es uno de los que ilustran el optimismo que el sector de las agencias vive a partir de los números de 2017. Para su elaboración se ha entrevistado a 215 responsables de agencias españolas pertenecientes a 215 empresas, con un error del +/–6%.

La encuesta también añade que el 58% de los puntos de venta factura en la actualidad más de un millón de euros al año. Sin embargo, esta situación ha venido precedida de una etapa muy complicada y marcada por la crisis económica. De hecho, los números así lo plasman: el análisis de los diferentes directorios del país demuestra que, actualmente, el número de agencias de viaje en España es de 4.500 (eran 5.500 en 2009, antes de la crisis) y los puntos de venta totales el año pasado fueron de 9.500, mientras que en 2009 ascendían a los 14.500.

Esto tiene una lectura clara: un proceso de mayor concentración del sector, si bien la atomización continúa siendo el factor predominante debido a la Directiva Bolkestein. Ha subido el número de agencias con más de dos establecimientos, y un tercio de ellas está ya presente en varias Comunidades Autónomas. Los autores del informe consideran que el sector de las agencias de viaje es un mercado maduro, donde el 85% de las empresas tiene una antigüedad de más de ocho años, y el 13% se ha creado en los últimos tres, coincidiendo con la recuperación económica iniciada en 2014.

RENTABILIDAD DE LOS PRODUCTOS

Entre 2009 y 2017 se ha duplicado el número de agencias que operan tanto como minoristas como mayoristas. En la actualidad, solo el 55% de ellas afirma trabajar exclusivamente como minorista, frente al 80% que lo hacía en 2009.

Respecto a la rentabilidad de los productos, el estudio señala que para el 79% de las agencias el paquete vacacional sigue siendo el producto más rentable (más comisión reciben), aunque su ventaja ha caído en 11 puntos respecto al estudio de 2009. Reservas de hotel y otro tipo de servicios (como la reserva y gestión de excursiones, entradas a espectáculos o traslados) van poco a poco ganando presencia entre los servicios con mayor comisión para las agencias.

“Especialización y tecnología han ayudado a las agencias a adaptarse al cambio”

Martí Sarrate, presidente de ACAVe

De acuerdo con la investigación, dos de cada tres agencias españolas se dedican de manera exclusiva al viaje emisor. De hecho, en ocho años ha aumentado el nivel de especialización, al haber disminuido en 12 puntos el número de agencias con doble actividad (emisora y receptiva). Un 52% de las agencias emisoras se definen como vacacionales (entendiendo por agencia vacacional aquella en la que el 70% de las ventas proceden del producto vacacional), aunque ha aumentado el número de agencias de viaje que se dedican al viaje corporativo, ya sea de manera exclusiva o de manera compartida con el leisure. En términos globales, actualmente el 60% de las ventas totales del sector de agencias en España corresponde a productos vacacionales.

En la actualidad, el 56,5% son miembros de una asociación, un 12,5% más que en 2009. La mayoría valora su pertenencia a la asociación de manera muy positiva, y destacan en particular los servicios de información, de asesoría jurídica y de defensa del sector.

LOS GASTOS MÁS IMPORTANTES

En cuanto a la estructura de gastos de las agencias de viaje, el informe constata que, en relación con 2009, se mantienen los de personal (suponen un 43%, la partida más importante de gasto para la agencia) y los de tecnología (un 13%, frente al 12% de 2009). A pesar de todo, el porcentaje dedicado a esta última partida sigue siendo todavía bajo si se compara con la importancia que se le otorga al aspecto tecnológico en el negocio. Finalmente, baja el importe destinado a alquileres (pasa del 23% de 2009 al 10% de 2017) y sube la partida de otros suministros (de 23% de 2009 al 34% en la actualidad).

ATENCIÓN ‘ONLINE’ Y ‘OFFLINE’

Un dato llamativo en el estudio es que, si bien la mayoría de las agencias declaran tener página web propia, solo el 11% de las que se encuentran a pie de calle comercializan sus productos a través de ambos canales (offline-online), 37 puntos menos que en 2009, año en el que se produjo un gran boom a través de ese canal. La razón, de acuerdo con las conclusiones del estudio, es la redefinición del valor de la atención presencial que las agencias de viaje han realizado en este tiempo: conscientes de que la competición en el online es especialmente compleja, las agencias de calle han vuelto a colocar el contacto directo con el cliente como su principal valor competitivo.

Aunque Internet haya perdido importancia como canal de venta en gran parte de las agencias físicas, continúa siendo un factor fundamental en su estrategia de marketing. De hecho, el 77% de las empresas invierte en este medio para su acción promocional (ya sea en webs informativas propias, redes sociales, buscadores, blogs…). En paralelo, la inversión en los canales promocionales más tradicionales disminuye sustancialmente. Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

El medio preferido, en todo caso, para comunicarse con los clientes sigue siendo el teléfono y el correo electrónico. El 75% de las agencias encuestadas utilizan herramientas de chat como WhatsApp, Wechat o Telegram para dar servicio a sus clientes. Asimismo, el 60% declara tener un teléfono abierto 24 horas.

DATOS SOBRE EMPLEO

El 75% de las agencias cuenta con más de tres empleados en plantilla, quienes, además, gozan de una situación de cierta estabilidad (el 92% lleva más de un lustro trabajando en el sector). El informe dice también que este es un sector con una alta cualificación profesional: el 54% de los empleados de las agencias tienen estudios superiores. Además, seis de cada diez ha recibido formación específica en el último año, aunque el presupuesto para esta partida es muy similar al del año 2009. Con todo, los gastos de personal siguen siendo los más importantes para las agencias.

El Informe estratégico de las agencias de viajes en España es el segundo estudio impulsado por Amadeus España y ACAVe tras la edición de 2009 (y elaborado por el Laboratorio AQR de la Universidad de Barcelona) y supone el primer análisis de dimensionamiento del sector, tras los cambios producidos en los últimos años como consecuencia de la crisis. “El estudio demuestra que el de las agencias de viaje es un sector de futuro. Los esfuerzos realizados en los últimos tiempos comienzan a dar sus frutos, y nos muestran un sector que está aumentando poco a poco los niveles de facturación, que apuesta por unos servicios mucho más especializados y que está haciendo de la cercanía con el cliente una importante clave competitiva”, en palabras Fernando Cuesta, director general de Amadeus España.

Para Martí Sarrate, presidente de ACAVe, estos datos ponen en valor “la capacidad de adaptación de las agencias de viaje, que han superado la situación económica adversa recuperando el tejido empresarial, especializándose y disponiendo de tecnología y de un profesional cualificado y altamente profesional. Todo ello hace suponer que las perspectivas del sector serán positivas de cara a los próximos años, dando respuesta a las necesidades de sus clientes, tanto de leisure como de corporate”. De hecho, y según el estudio, en cinco años un 67% de las agencias crecerá en facturación.

Fuente: Savia

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver