San Juan de Gaztelugatxe, con la ermita al fondo. (Euskadi Turismo)

La Diputación propone limitar el acceso y establecer una entrada a este paraje, convertido ya en el segundo reclamo turístico tras el Guggenheim por el efecto del rodaje de la famosa serie de HBO

El rodaje de ‘Juego de Tronos’ ha marcado un antes y un después en San Juan de Gaztelugatxe, que se ha convertido en los últimos tiempos en punto de peregrinaje de muchos seguidores de la serie, deseosos de poner pie en Rocadragón. Este paraje enclavado en Bermeo (Vizcaya) ya era de por sí un reclamo turístico pero la filmación de la séptima temporada de la famosa serie de HBO ha multiplicado al máximo la proyección internacional de este enclave, desbordando todas las previsiones. La palabra “masificación” alcanza ya a este paraje, convertido en el segundo foco turístico más importante del territorio detrás del Museo Guggenheim.

La Diputación de Vizcaya, consciente de este fenómeno turístico en alza, no descarta ‘hacer caja’ y cobrar por el acceso a este paraje. La posibilidad de establecer una entrada forma parte de un plan con 85 medidas que la institución foral ha planteado para su debate de cara a explotar todas las posibilidades que ofrece este enclave a nivel económico y cultural.

Las cifras que maneja el Ejecutivo presidido por Unai Rementeria (PNV) son jugosas. La Diputación vizcaína estima que las diferentes acciones contempladas pueden generar un impacto económico de entre 27 y 33 millones de euros, crear entre 560 y 625 empleos y provocar unos ingresos de 3,4 a 4 millones de euros en concepto de impuestos.

Gaztelugatxe ha experimentado un "notable aumento" de las visitas en el último año a raíz de ‘Juego de Tronos’ y la Diputación estima que el efecto de la serie “se prolongará a futuro” con una “mayor demanda turística” en los próximos años. “Gaztelugatxe es una oportunidad para toda la costa de Vizcaya, desde Muskiz hasta Ondarroa. Vamos a tener una red entre todos los municipios costeros porque es una oportunidad compartida y convencida para toda Vizcaya”, afirma Rementeria.

Todas las posibilidades están abiertas dentro de la pretensión de convertir a este biotopo protegido en elemento tractor del turismo y la economía de toda la costa de Vizcaya, si bien la Diputación ha establecido dos líneas rojas: por un lado, la protección del medio ambiente, con el establecimiento de un modelo “respetuoso, sostenible y de calidad”, y, por otro, la generación de empleo y actividad económica.

Las medidas planteadas son variadas y afectan a todos los ámbitos, incluido la ordenación del tráfico en el entorno. Los primeros cambios ya se van a visualizar durante esta Semana Santa. Ante la previsible afluencia masiva de turistas la Diputación va a instaurar un sistema de ‘ticketing gratuito’, esto es, un modelo de acceso hasta la ermita de San Juan -uno de los iconos "más representativos del patrimonio, la naturaleza y la cultura vizcaína"- mediante reserva previa para controlar la llegada de visitantes. Este sistema, según defiende el Ejecutivo foral, contribuirá a evitar las crecientes colas y colapsos en este punto, pero también permitirá conocer información sobre los visitantes, caso de su procedencia o el tiempo que emplean para la visita.

Ya en agosto del pasado año este enclave, uno de los escenarios más reconocibles de la séptima temporada de una serie que acumula millones de seguidores en todo el mundo, recibió 143.219 visitas -por 74.220 personas en julio y 61.871 en septiembre-, una cifra difícil de asumir en las actuales condiciones de acceso.

Para paliar las deficiencias estructurales, la Diputación prevé acometer a “medio plazo” el “redimensionamiento” de los parkings existentes para acometer su mejora e incrementar su capacidad de las 370 plazas actuales a 500 “sin artificializar más el entorno”. También contempla la construcción de una rotonda que “facilite la ordenación y el calmado del tráfico en la zona” y la “definición de un punto de encuentro referencial para la visita y de un modelo de gobernanza” de este enclave, entre otras medidas.

La mejora de los accesos y la regulación del tráfico ya se contempla dentro de las medidas a implantar de cara a esta Semana Santa, junto a la ampliación de la frecuencia del transporte público Bizkaibus, la apertura de tres puntos de atención al público, la instalación de nueva señalética o el refuerzo de la seguridad y vigilancia y la protección del biotopo en colaboración con la Ertzaintza, las policías locales de Bermeo y Bakio y los agentes forestales de medio ambiente. Asimismo, para este periodo festivo habrán concluido los trabajos en la zona de Ermu, afectada por las fuertes lluvias de los últimos meses -se ha restaurado el camino tras los desperfectos causados por las precipitaciones-, y estará instalada una “barrera dinámica” para la contención de desprendimientos.

La Diputación pretende actuar de manera decidida en materia de movilidad y accesibilidad, consciente de las actuales carencias que presenta este entorno. La pretensión es paliar la actual dificultad para el acceso peatonal al enclave y la movilidad a lo largo del mismo debido al "mal estado de los senderos y rutas", así como solventar los problemas de circulación que se derivan de la saturación de aparcamientos o los vehículos estacionados en arcenes.

La posibilidad de cobrar una entrada -no se habla de posibles precios- se abordará ahora con los ayuntamientos y agentes sociales de la zona dentro del proceso abierto para analizar las 85 actuaciones que plantea la Diputación de Vizcaya en un plan integral diseñado para “aprovechar el tirón de este biotopo como una oportunidad para promocionar los municipios del litoral”. “Este plan tenemos que hacerlo entre todos porque ésa será la mejor garantía de su éxito”, remarca el diputado general.

El plan alude a la necesidad de definir una estrategia integral que dé respuesta a los retos identificados, algo inexistente hasta la fecha. En este ámbito, alude incluso a la “confusa” denominación oficial del enclave -San Juan de Gaztelugatxe, Gaztelugatxe ‘a secas’…- y entre las que se encuentra la ficticia Rocadragón.

En su conjunto, la propuesta del Ejecutivo foral abarca cinco ámbitos de trabajo, el diseño de una estrategia turístico-cultural para “generar una experiencia única”, el desarrollo de soluciones de movilidad y accesibilidad en el entorno de Gaztelugatxe, la articulación de una estrategia de comunicación, la puesta en marcha de nuevas iniciativas encaminadas a conservar el biotopo protegido y la ordenación de la gestión de este enclave.

La propuesta foral está abierta a la “mejora y participación de todos los agentes implicados” durante la reflexión que se va a llevar a cabo en los próximos meses con vistas a extraer el mayor rendimiento económico y cultural a un enclave ligado ya de por vida a ‘Juego de Tronos’. A la espera de la octava y última temporada, HBO ya ha deslizado que la muerte aguarda a sus protagonistas. Pero, pase lo que pase, lo único seguro es que la famosa serie ha dado la vida a Vizcaya. “Podemos convertir la visita de dos o tres horas a Gaztelugatxe en una visita de dos, tres o cuatro días a toda la costa de Vizcaya”, enfatiza Rementeria.

Fuente: El Confidencial

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

Volver