La proliferación del alquiler turístico, un 21,3 por ciento más que en 2017 según datos de Exceltur, ha obligado a las autoridades competentes a regular la actividad.

En la actualidad, la ley exige a los propietarios que registren su vivienda en Turismo teniendo que realizar varios trámites y también les obliga a comunicar los datos de los huéspedes a la Policía en el mismo día.

Una nueva app llamada CheKin y creada por un grupo de jóvenes emprendedores andaluces, propone una solución integral para facilitar toda esa gestión de la vivienda turística.

“CheKin surge en un mercado que crece cada día y cuenta con más de 360.000 viviendas vacacionales en España. Este nuevo concepto de turismo vacacional todavía no contaba con una solución móvil adaptado a sus características y necesidades”, cuenta el CEO de la compañía, Eric Sánchez.

Desde este mismo año, las plataformas de alquiler vacacional como Airbnb, HomeAway o Wimdu deben suministrar a la Agencia Tributaria los datos fiscales sobre su actividad, según la nueva Ley de Turismo para Alquiler Turístico, antes del mes de octubre para informar sobre los alquileres registrados entre julio y septiembre. Por eso, era necesario que surgieran soluciones tecnológicas como CheKin que facilitaran el registro documental de estos alquileres.

Una app que cumple con la ley turística

El auge del alquiler vacacional ayuda a posicionar el turismo como una de los principales motores económicos mundiales, pero a los buenos datos les acompaña la problemática legal. Según la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), en 2017 fueron más de veinte mil contribuyentes los que habían alquilado un inmueble sin incluir el importe en su declaración. Hasta la fecha, se han realizado en Andalucía 3.400 inspecciones a viviendas turísticas que se han saldado con 200.000 euros en sanciones por incumplir los requisitos legales.

Esta app quiere resolver los trámites implicados en el proceso de alquiler de la vivienda turística. Desde la propia app se puede realizar la lectura de los documentos de identidad y elaborar los contratos. Gracias a la tecnología, el parte de entrada de viajeros se firma en la pantalla digital del smartphone o tablet. CheKin se encarga automáticamente de almacenarlo en la nube.

“CheKin se conecta de forma telemática con la Policía, Guardia Civil o autoridad competente para el envío de los datos de los huéspedes alojados en la vivienda, algo que viene haciéndose de forma manual”, explica Eric Sánchez.

Se trata de un proyecto tecnológico impulsado por el Programa Minerva de Junta de Andalucía y Vodafone, ya presentado de manera oficial en la sede de Turismo de Sevilla y que cuenta con más de mil viviendas registradas, con un registro medio de cinco check-in mensuales por cada una de ellas. El equipo espera triplicar esa cifra en temporada alta en dos focos importantes de turismo en Andalucía, Sevilla y Málaga.

Fuente: Smart Travel

Volver al boletín

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2018

NUEVO!!!!

Volver