Los ingresos de los pisos ofrecidos por Airbnb en cuatro años crecen un 35% más que el negocio hotelero

Aunque los ayuntamientos de Barcelona y Madrid han reforzado los controles sobre Airbnb y otras tecnológicas, ofrecer un piso en estas plataformas ha sido un excelente negocio en los últimos cuatro años. En Barcelona, los ingresos de los anfitriones aumentaron el 167,8% desde noviembre de 2014 a abril de este año.

Según un estudio de la consultora AirDNA, el RevPar de los propietarios que alquilaron su piso por Airbnb pasó de 37,62 euros en el 2014 a un promedio de 100,77 euros en el mes pasado. En Madrid también ofreció un buen negocio.

En la capital española el ingreso medio era de 37,90 euros hace cuatro años, y actualmente se encuentra en 70,03 euros, lo que representa un incremento del 84,78%.

Razones del gran salto adelante

Entre las razones de estos incrementos se encuentra que Airbnb aumentó la categoría de su catálogo, donde “está dejando de ser una plataforma de alojamientos alternativos low-cost para millennials” para ofrecer apartamentos o viviendas de alta categoría, que compiten de tú a tú con plataformas de reservas hoteleras como Booking u Hotels.com. La oferta de pisos turísticos en Barcelona creció el 155% en tres años, y en Madrid se disparó el 330%

Mejor negocio que los hoteles

Otra razón es que Airbnb aprovechó el viento a favor de un sector turístico que creció de forma inédita en la última década. Sin embargo, los propietarios que publicitan por la tecnológica lograron mejores resultados que los hoteles. En el caso de Barcelona, los ingresos de los anfitriones fueron un 34,6% superiores al alcanzado por los hoteleros.

En Madrid, el índice es similar: los que ofrecieron sus propiedades por la tecnológica de San Francisco lograron ingresos un 35,63% superior al que pudieron obtener en el sector hotelero.

Más ocupación

El análisis de las cifras aportadas por AirDNA precisan que el índice de ocupación en Barcelona sube un 48,64% (del 44,2% al 65,7%), pero los propietarios multiplicaron sus ingresos por tres. En Madrid la tasa de ocupación tiene márgenes más elevados (del 55,1% al 66,1%), pero su crecimiento es más contenido, del 19,96%.

Los ayuntamientos ponen límites

Las medidas restrictivas del Ayuntamiento de Barcelona, entre el congelamiento de nuevas licencias y las sanciones de 600.000 euros a Airbnb por publicitar alquileres sin regular, frenaron la explosiva oferta de propiedades, que había triplicado su parque.

En abril de 2014 en la capital catalana había 4.564 viviendas y 3.391 habitaciones, y al cabo de tres años, en agosto de 2017, se ofrecían 11.633 propiedades y 11.547 dormitorios (un incremento del 154,9% y 166,7%, respectivamente). Actualmente, en Airbnb se listan 9.831 viviendas y 9.044 habitaciones.

Crecimiento acelerado en Madrid

El crecimiento de la oferta de Madrid fue más acelerado todavía: de 2.570 apartamentos se llegó a un pico de 11.030 en julio de 2017 (+329,70%).

Tras la presión del ayuntamiento y de las patronales hoteleras, actualmente el número de propiedades catalogadas es de 10.325; y si prospera la iniciativa del consistorio, su número puede bajar drásticamente, ya que el 95% de los pisos turísticos podrían ser declarados ilegales con la nueva normativa.

Fuente: cerodosbe.com

Volver al boletín

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2018

NUEVO!!!!

Volver