Por: Karla Cedeño

De niños soñábamos con ir al parque y corretear hasta caer la noche. El plan ideal para las tardes de verano era un encuentro para jugar a las escondidas, ser feliz en la resbaladera y sentir la brisa fría en el columpio. Esa sensación de libertad, un vaivén de diversión, ciertamente nos hacía sonreír. Imagina crecer e ir descubriendo lugares donde puedas columpiarte con el mismo entusiasmo de hace algunos años, contando cuentos que en la niñez no parecían tan reales, balancearse con la vista de un volcán activo en medio de Los Andes ecuatorianos, sentirte como un pájaro valiente con alas fuertes para surcar los cielos o vivir la armonía de una ciudad cobijada por montañas. En Ecuador es posible sentirse así.

1. Columpio del Fin del Mundo, Baños de Agua Santa

El “rey” indiscutible es el famoso columpio ubicado en La Casa del Árbol en Baños de Agua Santa, provincia de Tungurahua. Un destino a tres horas y media de Quito.

Un lugar indispensable si visitas Ecuador, conocido por su presencia en ‘feeds de Instagram’ y ganador del concurso internacional de fotografía “Photo Contest” de National Geographic.

¿Sabías que todos los turistas tuvieron que ser evacuados del lugar por la erupción repentina del volcán Tungurahua, después de capturar esta impresionante fotografía?

¿Cómo llegar?

Desde el terminal terrestre de Baños debes seguir 3 km por la carretera vía al Puyo y girar a la derecha para tomar la Vía a Runtun. La Casa del Árbol se encuentra en el km 10 de la vía. Puedes acceder mediante vehículo propio, camionetas que realizan fletes, taxi o bus. También, puedes caminar o subir en bicicleta. El buen estado físico es importante, debido a que todo el camino tiene colinas.Debes tener mucha energía y determinación para subir a pie.

2. Mirador Indichuris, Puyo

Este columpio combina la exuberancia de la selva ecuatoriana con la adrenalina de balancearte libremente con la vista panorámica del Río Pastaza. Un contacto con la naturaleza que te lleva a conectarte con la esencia de la vida, esa que tantas veces deseamos encontrar. Cualquier hora del día es ideal para una buena fotografía, sin embargo, te recomiendo hacerlo al atardecer, entre 5 y 6 de la tarde, el momento ideal para aprovechar la luz y la belleza de un paisaje indescriptible en la Amazonía ecuatoriana.

¡1, 2, 3 es hora de columpiarse!

¿Cómo llegar?

A 31 kilómetros del centro de Puyo, por el kilómetro 16 de la Vía a Chuwitayo en el desvío Vía a Pomona.

3. Gran Columpio del Lago, Otavalo

Este columpio se ubica en la Hostería Puerto Lago, un rincón hermoso para disfrutar de la belleza y la pureza de la provincia de “Los Lagos”. Cómodas habitaciones, variedad de gastronomía, enigmáticos rincones al caer el día y una vista maravillosa del Lago San Pablo, es la oferta que incluye el establecimiento.

A las orillas del lago San Pablo se encuentra el imponente “Taita Imbabura”, un volcán apagado refugio de los pobladores de la provincia de Imbabura, considerado como un dios protector, hacedor de favores, refugio y gran consejero.

Un destino altamente agrícola que brinda ceremonias de agradecimiento a la naturaleza por la riqueza de sus tierras y la abundancia de sus cosechas. ¿Ya puedes imaginar el verde intenso de sus montañas y parajes combinado con el resplandor del cielo sobre el lago? Si te atreves a imaginarlo. ¿Porqué no intentarlo?

¿Cómo llegar?

Desde la ciudad de Quito, debes dirigirte por la Vía Guayllabamba – Tabacundo. La Hostería Puerto Lago se ubica en el Kilómetro 5 sur de Otavalo, el viaje tiene una duración aproximada de dos horas.

4. El Vuelo del Cóndor, Baños de Agua Santa

¡En Ecuador existen columpios extremos y el Vuelo del Cóndor! Un 86% de las recomendaciones en TripAdvisor lo confirman, considerándolo como “Excelente”. Ubicado en Baños de Agua Santa, conocida como la “Capital de la Aventura en Ecuador”, este columpio es nivel de adrenalina al máximo.

Si estás buscando esa dosis de aventura para tu vida, este columpio cuenta con una butaca o asiento de parapente, que incremente la velocidad y la sensación de vacío. Su nombre proviene de la sensación de volar como cóndor, ave simbólica de la región de Los Andes ecuatorianos. ¡Es hora de vencer los miedos y columpiarse!

¿Cómo llegar?

Desde el terminal terrestre de Baños debes seguir 3 km la carretera vía al Puyo y girar a la derecha para tomar la Vía a Runtun, la misma que te dirige a la Casa del Árbol y continuar por 2 kilómetros. El Vuelo del Cóndor se ubica en la Comuna Santa Rosa de Runtun, en el sector Panticucho.

5. Mirador de Turi, Cuenca

El mirador de Turi es uno de los lugares más famosos para disfrutar la vista anaranjada de Cuenca y deslumbrase con su paisaje andino. Además, experimenta su belleza desde las alturas, podrás adquirir una gran variedad de artesanías propias de esta región ubicada en Los Andes ecuatorianos, mientras sientes la libertad de columpiarte y comprometer a tus amigos a tomarte una gran fotografía. ¡Tiene que valer la pena el riesgo y la voluntad de hacerlo! ¿Estás listo?

¿Cómo llegar?

Turi se ubica a 4 Kms del centro de Cuenca, para acceder puedes hacerlo en transporte público o auto propio por la Avenida 24 de Mayo.

Créditos Fotografía: @zackhiltonr

Fuente: ecuador.travel

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver